•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El 40% de los muertos y lesionados en accidentes de tránsito son provocados por la imprudencia de los motociclistas, aseguró ayer el comisionado general Francisco Díaz, subdirector de la Policía Nacional. 

El jefe policial citó el caso del pasado fin de semana en el municipio de Tisma, departamento de Masaya, en el que fallecieron cuatro motociclistas. 

Te interesa: Motociclistas vivieron para contarla

“El 60 por ciento de los accidentes de tránsito se registran en las carreteras, los muertos se pueden evitar con el comportamiento responsable de los conductores, pasajeros y peatones”, afirmó el alto oficial. 

Díaz insistió en que los motociclistas tienen que respetar los límites de velocidad, no conducir en estado de ebriedad y portar el casco de seguridad. 

Reveló que en Semana Santa redoblarán esfuerzos para evitar más tragedias por accidentes, por lo que apeló a la colaboración de los usuarios del transporte. 

De acuerdo con estadísticas policiales, hasta octubre de 2015 fallecieron 180 motociclistas debido a exceso de velocidad, irrespeto a las señales de tránsito, invasión de carril, estado de ebriedad, impericia, entre otras causas. 

El parque automotor del país está compuesto por 566,000 vehículos, de los cuales 208,000 son motos de dos ruedas. 

Los accidentes de tráfico se han convertido en la quinta causa de muerte. 

La capital 

En Managua circulan unas 116,600 motocicletas, predominan las de motor de 125 y 200 centímetros cúbicos (cc), las primeras son las favoritas porque requieren de menos combustible, y son más rápidas para desplazarse. 

El 60 por ciento de los accidentes de tránsito se registran en las carreteras". Francisco Díaz, subdirector de la Policía Nacional. 

Entre los capitalinos prevalecen los automotores diseñados a base de dos tiempos, es decir, que revuelven la gasolina con el aceite, provocando la salida de mayor cantidad de humo.

En la última semana de febrero la Dirección de Tránsito de la Policía Nacional detuvo a 150 jóvenes, entre 18 y 22 años, que conducían sus motocicletas en estado de ebriedad en Managua.

El operativo se realizó como parte del Plan Nicaragua Mejor y se ejecuta entre las noches y madrugadas, principalmente los fines de semana. Las autoridades desplegaron en la capital cientos de agentes que cuentan con radares de velocidad y alcoholímetros.

La Ley para el Régimen de Circulación Vehicular e Infracciones de Tránsito establece multas de C$5,000 y C$4,000 según el grado de alcohol que encuentren en la sangre. 

Al detenerlos se les decomisa el vehículo y este es enviado al depósito. Para recuperar la licencia deben hacer un curso cuyo valor es de C$2,000, por lo que cada motociclista que conduce ebrio debe desembolsar en promedio C$6,000. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus