•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Informe Institucionalidad Económica “Derechos de propiedad y seguridad jurídica”, elaborado por especialistas de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), revela que existe “falta de confianza en la fe notarial” debido en parte a las “debilidades en la supervisión, dado que el control a dicha función se limita en la práctica a la revisión de los índices de los protocolos de los notarios”.

El informe, presentado ayer ante funcionarios del Poder Judicial, académicos y juristas, agrega que “la limitante principal es la falta de una supervisión efectiva del universo de notarios en un contexto de constante crecimiento”.

En el acápite denominado “La fe pública de los notarios y su importancia para la certeza”, los especialistas hacen hincapié en que estos cumplen un papel fundamental en los sistemas legales civiles y brindan seguridad jurídica a las transacciones.

“En la práctica nicaragüense se observa un debilitamiento de la fe notarial, por ejemplo cuando instituciones públicas exigen documentos originales para cotejar, según indican los resultados de la Encuesta de Abogados de Funides”, sostiene el informe.

Otra afectación de la fe pública es “la no aceptación de poderes generalísimos de parte de funcionarios, cuando estos exigen poderes específicos sin base legal”.

Incremento 

Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de Funides, explicó que se observa un acelerado “incremento de notarios públicos en los últimos años sin que exista un sistema que evalúe sus capacidades y conocimientos sobre la Ley Notarial”.

“En otros países estas cosas se regulan, se establecen exámenes, mínimos de años de experiencia, más controles a los que puedan ser sometidos, que por lo menos demuestre que tienen los básicos conocimientos de Ley Notarial”, agregó Chamorro.

A octubre de 2015, en los registros de la Corte Suprema de Justicia estaban inscritos 20,219 notarios, de los cuales 14,686 están autorizados para cartular. Entre 2014 y 2015 el número de notarios en el país aumentó 10.4% en comparación con el período 2009-2013.

De acuerdo con el estudio, “esto se debe a cierto automatismo, en donde el 84% de los abogados también son notarios; y a este ritmo, la cantidad de notarios se duplicaría en los próximos siete años”.

En el informe se critica que no existe examen, ni mínimo de años de experiencia u otro mecanismo para asegurar la capacidad de los notarios.

Propuesta 

En otros países estas cosas se regulan, se establecen exámenes, mínimos de años de experiencia, más controles a los que puedan ser sometidos". Juan Sebastián Chamorro, presidente ejecutivo de Funides.

Funides propone que los abogados, antes de ser incorporados como notarios, pasen por un examen de suficiencia oral o escrito con una nota mínima y la promoción de posgrados en Derecho Notarial o Registral.

El Funides también plantea que se revisen los pénsum universitarios para garantizar una mejor calidad de los egresados de la carrera de Ciencias Jurídicas de las distintas universidades.

Asimismo proponen fortalecer las medidas disciplinarias contra abogados y notarios que incurran en irregularidades en el ejercicio de la profesión, mejorando los tiempos de respuesta y la aplicación de sanciones.

Juan Sebastián Chamorro señaló que debe ponerse especial atención al tema de los notarios públicos por las implicancias que acarrea para la seguridad jurídica del país.

Errores 

La directora del Registro de la Propiedad, Inmueble y Mercantil de Managua, Clara Cruz, quien participó como expositora en la presentación del Informe, reveló que los notarios con más años de ejercer son quienes más frecuentemente incurren en errores en las inscripciones.

Entre las fallas más comunes que presentan los notarios y por las cuales son rechazados los escritos hasta seis veces, están que no ponen el número del papel sellado que utilizan o señalan que el compareciente firma con su huella digital, sin cumplir con el requisito de los tres testigos que exige la ley.

La funcionaria señaló que en los Registros de la Propiedad es donde salen a relucir las debilidades o deficiencias que tienen los notarios públicos.

Reforma 

El asesor de la presidencia de la CSJ, Moisés Astorga, señaló que el ejercicio del notariado es un “punto neurálgico”, sin embargo advirtió que para darle solución a las debilidades, se precisa de un trabajo en conjunto que involucre a las universidades.

Astorga, quien también participó como expositor durante la presentación del Informe, dijo que la incorporación simultánea como abogado y notario público de los egresados de la carrera de ciencias jurídicas está en la Ley de Notario Público.

  • Desde 2013, la cantidad de notarios cada año ha crecido un 10.4%. 

En su artículo 10 esta ley establece como único requisito académico para ser incorporado como notario por la CSJ, el título de abogado.

En tanto, la Ley 260, que reglamenta el ejercicio de la profesión de abogado y notario público, señala que para ser incorporado como tal se debe presentar el original y fotocopia del título de bachiller y el título de licenciado en Derecho.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus