•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un centro de enseñanza de oficios para jóvenes sordos y ciegos de Nicaragua recibió hoy el certificado que le acredita como ganador del primer lugar para América Latina del concurso mundial Escuela Emprendedora 2015, impulsado por la organización inglesa "Teach A Man To Fish" (Enseña a un hombre a pescar).

El certificado fue entregado por la representante para América Latina de "Teach A Man To Fish", Cristin Mozarth, en la ciudad de Estelí, sede de la Escuela de Arte, Comunicación y Televisión para Sordos y Ciegos, a unos 140 kilómetros al norte de Managua.

"El Concurso Escuela emprendedora 2015 otorga este certificado a la Escuela de Arte, Comunicación y Televisión para Sordos y Ciegos, ganadores por América Latina", dijo Mozarth durante la entrega del reconocimiento.

El premio fue entregado "en reconocimiento de la excepcional empresa escolar establecida en esta escuela y de su aporte al desarrollo de habilidades prácticas y de negocios entre los jóvenes en Nicaragua y en América Latina", explicó Mozarth.

La escuela, además de ser el único centro que enseña a jóvenes ciegos y sordos de Nicaragua a realizar videos, fotografías y reportes radiales, ideó en octubre pasado una máquina artesanal de serigrafía para sufragar sus gastos, ya que las clases son gratuitas y las imparten maestros voluntarios en un sitió que les prestan cada semana.

La máquina, que costó 100 dólares (un aparato industrial habría costado 1.500 dólares), fue clave para que "Teach A Man To Fish" reconociera la escuela como un ejemplo de emprendimiento y autosostenibilidad, según el director del centro, Famnuel Úbeda.

"Nos sentimos felices al recibir este reconocimiento como Escuela Emprendedora a nivel de la región latinoamericana, hemos iniciado sin recursos económicos, pero demostramos al mundo que es posible conseguir cambios en la sociedad", dijo a Efe Úbeda.

El centro educativo enseña actualmente a ocho niños y jóvenes con discapacidad auditiva a aprender manejo de cámaras, elaboración de guiones, diseño gráfico, redacción y fotografía, entre otras materias, para la producción de televisión.

Además de trabajar como intérpretes, los jóvenes pueden construir historias propias con técnicas de cine mudo, según su director.

Los estudiantes, con edades de entre 12 y 20 años de edad, tienen la atención de un psicólogo, un trabajador social y un médico general.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus