•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Halados de las patas o en brazos de sus amos, decenas de caninos llegaron a las instalaciones de la iglesia Magdalena, en el barrio indígena de Monimbó, para pagar una promesa a San Lázaro, para agradecer por un milagro en sus vidas.

La diminuta imagen de San Lázaro, tallada en madera, año con año atrae miles de promesantes de todos los puntos cardinales de Masaya y del resto del país, festividad previa a la Semana Mayor.Mascotas fieles a San Lázaro.

A la iglesia Magdalena acudió una multitud de personas y era notorio el calor de las candelas de cebos, las cuales eran bendecidas por el patrono de los canes.

Los amos de Kikio llegaron a pedir por la salud, de la mejor amiga del hombre, ya que estaba muy malita de salud.

“Nos la regalaron cuando apenas tenía 3 meses, nos la entregaron con hongos en su pancita y estaba llena de parásitos. Le pedí a San Lázaro que la curara y gracias a él, el veterinario le recetó un tratamiento que la sanó y dije que la traería para agradecer a San Lázaro por su mejoría”, dijo Frida Guevara.

El cardenal fue recibido a eso de las 6:00 a.m., y celebró la Eucaristía. Expresó que al igual que los milagros de San Lázaro alcanzan a los canes, también es posible con las personas.

“Una persona se me acercó y llorando me dijo: Cardenal, yo no podía caminar, y yo le pedí al Señor, por intercesión de San Lázaro. Qué bonito que vengan a dar ese testimonio”, agregó el prelado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus