•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De 1963 al 2012, la tasa de adolescentes embarazadas incrementó cinco puntos porcentuales y la del analfabetismo se redujo del 49.2% al 15.5%, según las cifras oficiales de la  Encuesta Nicaragüense de Demografía y Salud (Endesa), un comportamiento que discuten ginecólogos y expertos en salud sexual consultados, al cuestionar qué está fallando en la educación en Nicaragua.

"Actualmente en los centros escolares de primaria y secundaria no existe un correcto abordaje de la educación sexual, debido a que los maestros manejan generalidades de sexualidad y sexo desde una visión educativa, entonces la adolescente desconoce que si tiene relaciones puede embarazarse, o que sin condón pueden contagiarse las enfermedades de transmisión sexual, porque en su casa tampoco se lo dicen", comentó el doctor José Antonio Delgado, ginecólogo obstetra.

La ginecóloga Georgina Paredes, Directora del área de Prevención de Sí Mujer, coincide en la afirmación de Delgado, al indicar que la educación debe ser integral, implementando un plan de instrucción sexual que realmente sea basado en aspectos científicos, reales y oportunos, acordes con las necesidades de los jóvenes.

MATERIA EXCLUIDA

“En el pénsum de la primaria únicamente se aborda el tema de anatomía y fisionomía, pero no se explican los aspectos emocionales que conllevan estos cambios", dijo Paredes.

Recibir charlas sobre educación sexual en el colegio reduce las posibilidades de que las adolescentes sean madres antes de los 19, de acuerdo a un informe publicado en el 2014 por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

Aunque la tasa de analfabetismo en el país se haya reducido significativamente, en el informe de Endesa del 2011-2012, se indicó que el 6.5% de las adolescentes entre los 15 y 19 años abandonaron la escuela  porque salieron embarazadas.

Solo cerca del 15 por ciento del total de las adolescentes que son madres continúan sus estudios. A nivel de detalle, se observa que a medida que avanza el nivel educativo, es mayor el porcentaje de madres adolescentes que continúan con sus estudios.

IMPORTANCIA

Un año de escolaridad adicional disminuye un 3% la probabilidad de que las jóvenes sean
madres antes de los 19, completar la primaria lo reduce en un 7%, mientras que terminar la secundaria lo achica en un 21%, de acuerdo al informe de Funides.

El sociólogo Eduardo Baumeister retoma ese  vacío  que existe tanto en los salones de clases como en el entorno familiar referido al tema de la salud sexual, al considerarlo en pleno siglo XXI como un tabú, contribuyendo también los matrimonios tempranos, contribuyendo que las adolescentes de 15 a 19 abandonen la escuela en un 12.4%.

Ante la falta de conocimiento, muchas jóvenes se “informan” con amigos de sus mismas edades, comprometiendo su salud, puesto que en los hospitales tampoco no hay programas dedicados a la sexualidad temprana “Es común que si un adolescente acude a un centro de salud a pedir un anticonceptivo todo el mundo vuelve a verla, ese es el sistema que tenemos desde hace varios años”, ejemplificó Paredes.

En este sentido, el ginecólogo Alejandro Pérez Fabri hace hincapié en el uso excesivo de la “Píldora para la Mañana Siguiente” (PPMS) como uno de los métodos anticonceptivos más utilizados por las adolescentes para controlar la natalidad, corriendo el riesgo de sufrir problemas cardíacos o circulatorios, ya que según este especialista, cada vez que se ingiere una dosis de PPMS es como estar tomando nueve pastillas anticonceptivas de una vez.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus