•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pequeños y medianos exportadores de café afirmaron ayer que la Dirección General de Ingresos (DGI) aparentemente está interpretando incorrectamente la Ley de Concertación Tributaria, lo que podría provocar que no vendan alrededor de un millón de quintales del grano de oro en la presente cosecha.

Supuestamente la DGI les está cobrando un impuesto del 1% sobre las ventas totales de exportación. No obstante, los empresarios alegan que este impuesto debería aplicarse solo a la comisión producto de la venta.

El representante de la exportadora Comercial Industrial del Norte, S.A., Federico López, explicó que los pequeños y medianos exportadores al verse obligados a pagar ese impuesto sobre sus ventas totales de café al exterior, no han podido presentar su declaración de impuestos, por lo tanto no han podido obtener su solvencia fiscal.

“Hasta ahora eso no nos ha perjudicado gravemente, pero a partir de febrero comienza a perjudicarnos porque no tenemos la solvencia fiscal para poder exportar”, manifestó López, quien se mostró preocupado porque dijo que entre marzo y julio de cada año sale el grueso de las exportaciones del rojito nica.

“Estamos frente a un problema grave si nosotros no cumplimos con los contratos de exportación”, enfatizó el productor y exportador de café.

De acuerdo con los demandantes, la DGI debería abrir la ventanilla para que declaren este impuesto, pero “conforme lo establece la ley en el Artículo 63, que es sobre el margen comercial de la exportadora y generar el tributo, porque es por culpa de ellos que no se ha pagado”.

Los pequeños y medianos exportadores de café se quejaron además de que no tienen acceso al esquema de reintegro tributario, porque están ubicados en los departamentos.

Los grandes exportadores también se han visto afectados por esa “mala interpretación de la ley”, pero han podido acceder al reingreso tributario, lo que en alguna medida les ha ayudado a menguar el problema, explicó José Ángel Buitrago, presidente de la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua (Excan).

"Hasta ahora eso no nos ha perjudicado gravemente, pero a partir de febrero comienza a perjudicarnos porque no tenemos la solvencia fiscal para poder exportar”. Federico López.

Según el Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex), las exportaciones del grano ascendieron a 2.3 millones de quintales en la cosecha 2014-2015 y generaron US$414.3 millones. El café es el segundo producto de exportación de Nicaragua.

Según el presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), Michael Healy, el problema ha sido planteado al Gobierno en varias ocasiones, a través de las reuniones del Gabinete de Producción, Consumo y Comercio con los productores, y a través de la Comisión Nacional de Transformación y Desarrollo de la Caficultura (Conatradec).

José Ángel Buitrago pidió que primero se les deje acceder a los exportadores de los departamentos al reingreso tributario “para poder disminuir en cierta manera el impacto que tendrá esa disposición de aplicar el 1% sobre las ventas totales, y que las exportaciones fluyan correctamente”.

Luego, agregó, “es urgente que nos reunamos en una mesa para resolver el problema del impuesto sobre el margen de comercialización, que es lo que nosotros estamos pidiendo. No es posible que nos estén cobrando el 1% sobre las ventas totales, si los exportadores de café prestamos un servicio de comercialización”.

LA MAYORÍA

Según Michael Healy, en el país existen 72 exportadores de café, de los cuales 68 son pequeños y medianos exportadores.

De acuerdo con el representante del sector agropecuario, los pequeños y medianos exportadores representan alrededor de un 40% de las ventas del grano al exterior.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus