•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Norman René Trujillo Zapata es ingeniero en computación y especialista en redes desde hace más de 15 años.

Originario de León, forma parte del área de desarrollo tecnológico de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI). En entrevista con El Nuevo Diario habla de uno de los fenómenos que actualmente ha puesto la reputación de muchas personas jóvenes en manos de los demás, que evidencia la falta de seguridad de las nuevas tecnologías, por ejemplo cuando se practica el sexting.

¿En pocas palabras, cómo definiría el sexting y en qué momento comienza?

Yo diría que si te tomás una fotografía erótica y se la envías a alguien mediante un móvil o internet, inmediatamente perdés el control de ella.

¿Me gustaría que me hablara sobre lo que ha estado ocurriendo con respecto a la propagación de imágenes de jóvenes y adolescentes en las redes sociales en Nicaragua?

El sexting es una práctica que hoy es muy común entre los jóvenes. Desgraciadamente debido a la masificación de las tecnologías como las redes sociales y el internet, hay una sobreproducción de contenido sexual, el cual es divulgado y compartido en la mayoría de las ocasiones con consentimiento de las personas que se autotoman las imágenes. Pero hay otros casos, en los que no, como lo que supuestamente ocurrió en Chinandega.

¿Usted explica lo de las tecnologías como si llegaron al país hace un año, y en realidad, todo inició por allá del 2000?

Las tecnologías ya tienen rato de haber llegado al país, pero la producción y difusión de imágenes o video muestra un repunte desde que el Facebook y el YouTube se masificaron.

¿Qué factores son los que provocan que se den este tipo de situaciones? ¿Por qué los jóvenes tienen esta práctica?

La respuesta a esta pregunta no es fácil, ya que aún no hay estudios concluyentes, pero generalmente suelen influir uno o varios factores como el creer que una imagen en un celular está segura, sin imaginar las formas en que esa imagen puede salir del dispositivo, por ejemplo, por robo, error, broma o la voluntad de su propietario.

También el confiar a ciega y plenamente en la discreción del destinatario, por presión del grupo de amigos o de la pareja sentimental para ganar reconocimiento y aceptación en un grupo determinado, igualmente por diversión, exhibicionismo, impulsividad, chantaje, para coquetear o encender la llama de la pasión en una relación o porque se desconocen los riesgos que para la vida personal y profesional puede llegar a tener el hecho de que esa imagen sea de dominio público.

¿Piensa que el consumismo tiene alguna relación con lo que es el sexting?

No solo el consumismo, también el contexto sociocultural en el que hoy crecen muchos adolescentes. Las mujeres al sentirse bellas y aceptadas, con un cuerpo marcado y parecido al de las celebridades, las lleva a querer tomarse fotos eróticas y compartirlas. En el Facebook, por ejemplo, el aparecer semidesnudo o con poca ropa se está volviendo, poco a poco, una práctica común y hasta cierto punto normalizada.

Me hablaba de las ansias de los jóvenes, ya sean varones o mujeres, de sentirse aceptados y no discriminados. En una escuela o colegio si te discriminan o maltratan se llama bulliyng, ¿tiene esto relación con el sexting?

Claro que sí, porque cuando se está sufriendo de bulliyng, uno hace muchas cosas para caer en agrado y al realizar estas prácticas de sexting los jóvenes y adolescentes se sienten aceptados o menos vulnerables.

¿Quiénes se ven más afectados por la práctica del sexting, las mujeres o los hombres?

Las estadísticas a nivel de Latinoamérica mencionan que las personas que generan más contenido de este tipo (sexual) son mujeres, pero el que promueve, divulga y consume más este material son los hombres. En términos porcentuales se muestra que en la producción hay 49%  y en consumo y divulgación el 57%.

  • Este año se conoció que en Chinandega circularon en teléfonos móviles fotos privadas de adolescentes.

¿Explíqueme un poco sobre los riegos o peligros del sexting?

Los jóvenes que realizan sexting en su mayoría desconocen y subestiman los peligros de esta práctica. Los cuales están relacionados con aspectos sicológicos, sociales y sexuales. Creo que los principales peligros serían la pérdida de privacidad, pedofilia, pornografía infantil, chantaje sexual, ciberacoso, daños a la imagen e integridad, pérdida de autoestima, humillación, aislamiento social, ansiedad, depresión y en muchos casos hasta suicidio.

¿Cuáles serían las medidas a tomar?

El mejor consejo para no ser una víctima de sexting es no producir, protagonizar ni compartir este tipo de práctica.

Para las autoridades es preciso emprender una campaña de prevención y educación y continuar incidiendo desde cualquier espacio, para evitar este tipo de problema, porque a pesar de las implicaciones legales relacionadas con el sexting en Nicaragua, muchos adolescentes, incluso menores de edad, continúan practicándolo. Yo invito a reflexionar y recordar que si no lo harías en la vida real, tampoco lo hagás en internet, y menos en las redes sociales.

¿Qué programas recomienda a los padres de familia para mantener bajo vigilancia lo que comparten sus hijos?

Todo radica en la educación, pero hay software o aplicaciones que se pueden instalar para monitorear lo que están haciendo y compartiendo sus hijos en las redes sociales. Hay programas de “protección parental”, este tipo de sistemas los pueden encontrar en la web e instalarlos en las pc y los celulares.

¿Dice que el sexting inicia inmediatamente que se comparte la imagen, pero hay casos en los que las cuentas son hackeadas, qué hago para evitarlo?

Lógicamente no almacenar este tipo de imágenes en ningún lugar porque no son necesarias. Pero, si uno las quiere subir hay que crear contraseñas seguras, es decir, que sea una combinación de números, letras en mayúscula y minúscula, caracteres alfanuméricos y una extensión de más de 8 dígitos.

En los parques públicos se ha instalado servicio de wifi gratis, ¿es seguro utilizar este tipo de red?

En informática tenemos una frase: si lo programó el hombre, puede tener errores. Además, toda comunicación o información puede ser interceptada por terceras personas. Pasa que hay gente que se dedica específicamente a captar, descifrar y aprovechar este tipo de contenidos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus