•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La pequeña Alejandra Jaritza Toruño Caballero, de 18 meses, quien se accidentó la noche del domingo junto con sus padres, tiene un pronóstico reservado. Se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos pediátricos del Hospital Escuela Óscar Danilo Rosales Argüello conectada a un ventilador. “Hablé con los médicos que la están atendiendo y no tienen certeza de que vaya a sobrevivir. Si le quitan los aparatos moriría inmediatamente porque está bien fregada”, relató su abuela materna, Macaria Ramona Maravilla.Macaria Maravilla.

“No podemos trasladarla a Managua porque podría morirse en el camino, está muy grave. Le solicite a los médicos que no me le quiten los aparatos hasta que le llegue su final, que muera cuando Dios quiera, aunque me aseguraron que de lograr sobrevivir quedaría inmóvil”, detalló Maravilla, quien perdió a su hija en el accidente de tránsito.

La niña es originaria de la comunidad Salinas Grande, ubicada 15 kilómetros al sureste de León, a orillas del balneario del mismo nombre. En la colisión murieron sus padres, con quienes viajaba en una motocicleta.

DESPEDIDA

Una hora antes de morir en un aparatoso accidente junto con su esposo, Olivia de los Ángeles Caballero Gutiérrez, de 30 años, se despidió de su madre, Macaria Ramona Maravilla. “Vengo a despedirme porque voy a León a visitar a mi suegra, pero después regreso”. No regresó jamás.

A las 9:15 p.m. un conductor aventajó en línea continua en la carretera León-Managua, impactando de frente con la moto en la que viajaba Olivia de los Ángeles Caballero Gutiérrez y Alejandro José Toruño, de 26 años.

Adán Josué Berrios Maravilla, hermano de Olivia de los Ángeles, contó que su hermana era propietaria de un bar y restaurante en Salinas Grande. Tenía cuatro años de convivir con Alejandro José y habían procreado a su única hija, Alejandra Jaritza.  

"Vengo a despedirme porque voy a León a visitar a mi suegra, pero después regreso”. Olivia Caballero Toruño.

“Es una tragedia porque hemos perdido a dos seres queridos, ella no se merecía morir de esa manera, era una buena persona, visitaba la iglesia protestante y le gustaba trabajar y ayudar a su familia".

Onosma Cisneros, vocera de la Policía de León, confirmó que Silvio Mauricio Tercero Espinoza, de 32, conductor del vehículo que invadió el carril en el kilómetro 82 de la carretera nueva León-Managua y provocó el accidente, se encuentra retenido en las cárceles preventivas y será remitido a la Fiscalía para ser acusado ante los juzgados correspondientes por el delito de homicidio imprudente y lesiones graves.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus