•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés, se mostró ayer optimista sobre el fallo que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) con sede en La Haya, Holanda, emite hoy sobre si es competente para conocer las dos demandas que Nicaragua tiene contra Colombia.

La primera querella es del 16 de septiembre de 2013, cuando Nicaragua solicitó a la CIJ concederle una plataforma continental extendida más allá de las 200 millas náuticas desde la Costa Caribe.

La otra es del 26 de noviembre del mismo año, cuando Managua argumentó que Colombia incumple el fallo del 19 de noviembre de 2012 mediante el cual La Haya redefinió los límites marítimos entre ambos países.

  • Para el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional, Jacinto Suárez, los argumentos que Colombia ha presentado en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) son “una táctica de atrasar el juicio”.

“Creo que la CIJ va a conocer las demandas que ha hecho nuestro país, porque  Nicaragua siempre ha hecho uso de los instrumentos del Derecho Internacional dilucidando controversias de orden territorial y confiamos que la razón está de nuestro lado”, indicó Avilés.

El jefe del Ejército manifestó que si bien Colombia renunció al Pacto de Bogotá, Nicaragua introdujo una demanda en tiempo y forma, por lo que no hay razón para que la CIJ no se declare competente.

TÁCTICAS COLOMBIANAS

Para el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional, Jacinto Suárez, los argumentos que Colombia ha presentado en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) son para “escapar de la jurisdicción de la corte, o sea una táctica de atrasar el juicio y hacerlo más largo”.

“Hay que recordar que en el juicio que ganamos de la Costa Caribe tardó 11 años por todas lo objeciones que iba poniendo Colombia, únicamente porque no quería cargar con una derrota”, aseveró el diputado.

Suárez afirmó que Colombia ha cuestionado el procedimiento que se lleva a cabo en la CIJ sin tener argumentos suficientes, pues  las demandas presentadas por Nicaragua han cumplido con tiempo y forma.

“Yo creo que la corte debe declararse competente, fue competente con el juicio contra Estados Unidos, también contra Colombia. En los dos casos ambos gobiernos metieron objeciones y la CIJ se declaró competente, es por eso que creo que nuevamente se declarará competente”, explicó el legislador.

Añadió que Colombia trata de evadir la jurisdicción de la CIJ debido a los costos políticos que puede traer el juicio “cuando no tienes razón”.

DEFENSA DE COLOMBIA

El presidente del Senado de Colombia, Luis Fernando Velasco, dijo que han estado asesorándose sobre las dos demandas de Nicaragua en La Haya.

“Ayer  invité a la señora canciller que vino acompañada del señor Manuel Cepeda, quien ha venido asesorando toda esta situación de Colombia frente a las pretensiones de Nicaragua en sus nuevas acciones en la Corte de La Haya. El sentido de esta reunión básicamente fue conocer claramente la estrategia de defensa, me pareció muy interesante, yo soy optimista porque el Gobierno ha hecho una buena defensa”, declaró ayer Velasco.

La canciller de Colombia, María Ángela Holguín, reiteró la posición del gobierno colombiano en el sentido de que la Corte Internacional de Justicia no es el tribunal indicado para resolver el litigio con Nicaragua por las fronteras marítimas.

"El argumento de Colombia es que ellos se retiraron del Pacto de Bogotá; sin embargo, es fácilmente rebatible porque Nicaragua demandó a Colombia antes de que se cumpliera el año para la vigencia de la denuncia hecha por Colombia", explicó el nicaragüense experto en Derecho Internacional Mauricio Herdocia.

Nicaragua siempre ha acatado fallos de la CIJ

DEMANDAS • Nicaragua es el país latinoamericano que más ha recurrido a la Corte Internacional de Justicia (CIJ), unas veces como demandante y otras como demandado, para resolver sus diferendos limítrofes y defender su soberanía.

El primer fallo del que se tiene registro culminó en los años sesenta. En esa ocasión, la CIJ concedió soberanía a Honduras sobre una buena parte del territorio indígena de la Moskitia.

Por unanimidad en junio de 1986, los quince miembros de la CIJ dieron a Nicaragua la razón en su litigio contra Estados Unidos. El Tribunal decidió que el país del norte estaba obligado a “indemnizar a  Nicaragua por todos los daños causados al violar el tratado de amistad, comercio y navegación entre las partes, suscrito en Managua el 21 de enero de 1956”.

En 1988, el gobierno sandinista acusó a Honduras de promover actividades militares transfronterizas contra su administración al prestar su territorio a los “contras”, el grupo armado financiado por Estados Unidos.

Otra gran victoria de Nicaragua fue la sentencia de La Haya de 2012, en la cual se le reconoció la soberanía de Colombia en varios islotes, entre ellos la isla San Andrés, y a Managua una extensión de su frontera hacia el este; se le concedió derechos sobre 200 millas náuticas desde la costa nicaragüense como zona económica exclusiva.

Las otras demandas son las que tienen que ver con el la sentencia de hoy contra Colombia, sobre la delimitación de la plataforma continental extendida y el incumplimiento de parte de Colombia del fallo de 2012.

Además, una que aún está pendiente, sobre la definición de los límites marítimos con Costa Rica en el mar Caribe. La demanda fue presentada durante el gobierno de la presidenta Laura Chinchilla y se produjo luego de que Managua ofreciera territorio marítimo a empresas internacionales para realizar exploraciones petroleras.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus