•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El productor rivense Rodolfo Ernesto Ampié denunció ser víctima de retardación de justicia en la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia, ya que según él desde 2015 permanece en estado de sentencia una demanda que ganó en primera y segunda instancia contra la empresa Distribuidora de energía eléctrica del Sur, (Dissur).

La presidenta de la Sala Civil de la CSJ, magistrada Ileana Pérez, al ser consultada por El Nuevo Diario sobre el reclamo del productor rivense, dijo  que desconoce del caso.

En la  demanda por daños y perjuicios  presentada en 2005 en el Juzgado de Distrito de lo Civil de Rivas, Ampié exige a Dissur el pago de US$348,143.40 o su equivalente en córdobas  “por daños irreparables” en el banco de transformadores de su finca.

Por tratarse de un terreno arenoso, los fuertes vientos de la zona provocaron la caída del poste de la distribuidora de energía, ocasionando un cortocircuito, refiere el demandante.

LAS SENTENCIAS

El  17 de mayo de 2013, el juez suplente Distrito de lo Civil de Rivas, Enrique Solís Pérez, dio lugar a la demanda de Ampié y ordenó a la empresa Dissur pagar la cantidad de dinero antes referida.

Esta sentencia fue apelada por Dissur alegando que el judicial dictó sentencia sin antes haber resuelto un incidente de nulidad promovido por sus abogados, quienes también recusaron al judicial.

En diciembre de ese año los magistrados de la Sala Civil del Tribunal de Apelaciones Circunscripción Sur con sede en Granada, decretaron “la caducidad de la instancia” y con ello ratificaron la sentencia de primera instancia.

La sentencia del tribunal granadino fue recurrida de casación por los abogados de Dissur ante la Sala Civil de la CSJ, donde alegaron que la caducidad de la instancia no podía ser decretada por el Tribunal de Apelaciones de Granada "porque el debate (entre las partes) queda cerrado una vez que se han contestado los agravios (perjuicio que causa la sentencia de primera instancia) y estando en este estado no procede la caducidad”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus