•   Somotillo  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El 40% de la población del casco urbano de Somotillo, Chinandega, está recibiendo agua en pipas debido a que se reporta desabastecimiento. Mientras que en Rivas, al menos 20 de los 27 barrios están presentado este mismo problema y tanto la alcaldía como la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) están suministrando el líquido en cisternas.En Somotillo, la situación se ha agudizado por la reducción del caudal de los pozos que abastecían. El alcalde de este municipio, Kenneth Espinoza, precisó que los sectores más críticos son los barrios San Luis, Corintillo, Santa Rosa, Resistencia 1, Resistencia 2, La Barreda, Santa Eulalia, entre otros.

“Una pipa contiene 45 barriles. A cada familia se le entrega cada cuatro días ocho barriles para que cubra sus necesidades”, detalló el alcalde.

Somotillo forma parte del Corredor Seco. “Es un hecho que los ríos Negro y El Gallo, Tecomapa y El Guasaule están secos y tenemos pozos que se han secado en un 70%. O sea, hay menos disponibilidad de agua”, explicó Espinoza.

Enacal incorporó un pozo nuevo a la red, lo que solucionó el abastecimiento de agua en algunos sectores. Está previsto que las condiciones mejoren este año, pues las autoridades decidieron perforar dos pozos más para terminar con la ausencia de aguas en las redes de distribución domiciliar.

La municipalidad envió maquinaria para abrir pozos en estos cuatro ríos, de modo que el ganado pueda bajar a beber agua y la población pueda lavar ropa.

LA MISMA SITUACIÓN

El vocero de la Alcaldía de Rivas, Wilfredo Álvarez, confirmó que en esta ciudad el desabastecimiento de agua ha incrementado. Sitios que antes no tenían problemas de este tipo están siendo afectados. “Estamos suministrando el vital líquido con una  pipa de la alcaldía y otra de Enacal”, detalló Álvarez.

Entre los barrios más afectados se encuentran El Golfo, San Francisco, Pedro Espinoza, Las Piedras, El Rosario, La Puebla, Popoyuapa, entre otros.

La crisis de agua también está afectando a sectores rurales como Veracruz, Río Grande, Los Horconcitos y El Genízaro. Producto de la escasez de agua en esta zona los pozos se han secado y ahora los pobladores tienen que ahorrar al máximo el agua que les suministran en pipas.  

  • En Somotillo a cada familia se le entrega cada cuatro días ocho barriles.

El cuerpo de bomberos de esta ciudad también  se encarga de suministrar el líquido a los pobladores de El Golfo  y a comunidades de San Jorge como Obrajuelo, La Fe  y El Cangrejal.

Las pipas recolectan el agua en la planta de La Virgen y la suministran de manera racionada entre lunes y sábado.

Mario Torres,  habitante del barrio Las Piedras, aseguró que en ese lugar el servicio de agua potable comunitario se ha visto afectado debido a que el pozo ha disminuido su caudal. “Por eso recibimos el servicio cada nueve días y por espacio de dos horas”, indicó Torres.

Debido al desabastecimiento, Torres  se ha visto obligado a comprar  una pipa de 500 galones de agua. Para  poder retirar el vital líquido en La Virgen, tiene que pagar a Enacal 150 córdobas.

En medio de la escasez de agua,  los rivenses han encontrado un pequeño oasis en el barrio 29 de Mayo, donde un pozo  se encarga de suministrar  el vital líquido a  varias familias.

Se trata de una fuente ubicada en casa de José Alver Ruiz, quien  vende el barril de doce latas a 10 córdobas, y según sus palabras, al pozo recurren personas de La Chocolata, El Retén, el barrio San Francisco y Las Piedras.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus