•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El rechazo de Colombia a la decisión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), de acoger las demandas que Nicaragua interpuso en su contra por el conflicto territorial entre ambos países en el mar Caribe, anunciado ayer por el Gobierno suramericano, podría hacer que ese país no pueda presentar sus alegatos durante el proceso ante el tribunal de La Haya, explicó el experto en derecho internacional Mauricio Herdocia.

“Se trata de un abierto desafío al derecho internacional y la sanción, entre comillas, consiste en que el juicio continúa tal cual, lo que el estado rebelde (en este caso Colombia) se pierde es de presentar a la Corte sus alegatos y de intervenir dentro del proceso para la defensa de sus intereses”, expresó Herdocia.

Añadió que es riesgoso para Colombia, tratándose de un asunto tan trascendental como la plataforma continental extendida y su delimitación con la plataforma nicaragüense. Sin embargo, aclaró que el fallo de será tan vinculante como si Bogotá participara en cada uno de los procesos del juicio.

“Si las decisiones de la CIJ se van a comenzar a incumplir, entonces la paz y la seguridad internacional van a estar en peligro, porque entonces los países débiles como nosotros vamos a estar sujetos al imperio de los países fuertes, porque no serán las normas, la razón y la justicia lo que impere, sino simplemente el poderío militar”, señaló Herdocia.

Por su parte el Magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CIJ) Rafael Solís, manifestó que no acatar los fallos ha sido la posición recurrente de Colombia, sin embargo “con el tiempo comenzaran aceptarla, ya que no pueden aislarse internacionalmente”.

“Creo que es una excelente noticia, Nicaragua siempre ha reconocido a la Corte, le ha dado su lugar, aunque algunos fallos hayan sido negativos, creo que es motivo de alegría para Nicaragua”, exaltó Solís. En tanto el excanciller Norman Caldera,  dijo que “si Colombia fue parte de un juicio y se retira, no significa que vayan a sustraerme de responsabilidades”, ya que son pronunciamientos que deben cumplirse.

“Me parece que no es conveniente que Colombia tome la decisión de no acatar el fallo y alejarse de la CIJ, lamentamos que esto esté sucediendo porque Colombia es un país con el que siempre hemos tenido relaciones muy estrechas, por lo que no entiendo la razón de la determinación de salir de la CIJ y desacatar los fallos”, concluyó Caldera.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus