•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A las 6:00 a.m. del próximo  viernes, Julio César Grillo tiene previsto instalar sus materiales y acomodarse frente a su vivienda en la primera Calle de las Alfombras en Sutiaba, al suroeste de la ciudad de León, para elaborar junto a su esposa, Fátima Morales, de 57 años, y sus hijos y nietos, una de las decenas de alfombras que se exhibirán ese día.

FOTOS: Alfombras pasionarias y procesión en honor a San Benito de Palermo en León

La Calle de las Alfombras son dos vías aledañas al norte del templo San Juan Bautista de Sutiaba, por donde pasa la procesión del Santo Entierro a la 6:00 p.m. y se exhiben alrededor de 44 alfombras pasionarias de aserrín de distintos tamaños.

En su elaboración participan entre 180 y 200 artesanos.

“Dedicamos 2 o 3 horas para elaborar la alfombra de aserrín, pero nos instalamos desde muy temprano para ambientar el lugar, cerrar las calles y evitar el paso de automotores, invitar a los vecinos a que se integren y en particular a los católicos a revivir una vez más una tradición religiosa”, dijo Grillo, de 62 años.

El artesano de Sutiaba añadió que el Viernes Santo es un día dedicado a las alfombras. Se abastecen de 6 sacos de aserrín oscuro y 2 de aserrín blanco de pino o talchocote, se vierten con agua y colorantes artificiales para proceder con la elaboración de la obra, que horas después es desbaratada en minutos con el paso de la procesión del Santo Entierro.

Grillo comentó que invierten entre C$800 y C$1,000 en la elaboración de cada alfombra.

“Es una obra de un metro y medio de ancho por dos de largo, además del aserrín y los colorantes se utilizan flores naturales y escarchas”, precisó.

“Este año vamos a elaborar una imagen que simboliza el corazón de Cristo y esperamos recibir una ayuda de C$450 por parte del Instituto Nicaragüense de Turismo para sufragar algunos gastos del arreglo de las calles, que se adornan con altares y banderines”, agregó Grillo.

El respaldo 

Jamileth Cortez Hernández, de 50 años, oriunda de Sutiaba, es otra artesana y coordinadora de los artesanos de la Calle de las Alfombras y confirmó que en los últimos 9 años el Intur ha aportado una ayuda económica y la municipalidad premia las 3 mejores alfombras de aserrín.

  • 10 mil visitantes se esperan que lleguen a León el Viernes Santo.

Sin embargo, Cortez señaló que está en desacuerdo en que se premie a los artesanos porque se está desvirtuando la tradición religiosa en un negocio.

“Los participantes se inscriben, presentan el boceto de la alfombra de aserrín que van a elaborar y se rigen sobre ese mecanismo, pero algunos optan por contratar a artesanos o artistas plásticos, aplicar técnicas de dibujos para ganar el premio en efectivo que otorga la municipalidad”, añadió Cortez con un tono de enojada.

La coordinadora de los artesanos expresó que en tiempos de sus bisabuelos, las calles de las alfombras de aserrín aún no estaban adoquinadas, “pero aun así, de tierra, las calles eran arregladas los Viernes Santos por nuestros ancestros, porque era una expresión de fe y respeto a nuestro Señor Jesucristo. Son las dos calles principales por donde desfila la imagen del Santo Entierro de Sutiaba”, comentó.

Cortez destacó que también elabora alfombras en cualquier época del año, pero a través de contrataciones de instituciones turísticas o por eventualidades de celebraciones religiosas.

Otros artesanos de Sutiaba, como Federico Quezada y su familia, también participan el Lunes Santo de la elaboración de alfombras de aserrín en la Calle Real Rubén Darío, desde el parque Los Poetas hasta el parque y plaza central Juan José Quezada, durante la procesión de San Benito, en el Santuario San Francisco.

  • 8 sacos de aserrín usan los artesanos para elaborar una alfombra.

Quezada confirmó que el Viernes Santo llegan a la Calle de las Alfombras alrededor de 10,000 visitantes entre nacionales y extranjeros.

"Es interesante porque hay dos tipos de visitantes, los que llegan a observar la elaboración de las alfombras y otros (feligreses) que vienen acompañando a la procesión”, dijo.

Quezada tiene 21 años de participar de esta tradición.

“Es un arte popular que conjuga la tradición y la fe religiosa, ha sido heredada por nuestros ancestros, es una manifestación religiosa que se ha mantenido por más de 80 años en la Calle de las Alfombras de Sutiaba”, aseveró el artesano y artista plástico.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus