•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La bahía de San Juan del Sur fue visitada  por cientos de veraneantes entre el Jueves Santo y el Sábado de Gloria, quienes quedaron a deberle porque lanzaron basura  sobre la arena y en sus  famosas aguas, que se observaban sucias al llegar al borde de la costa.

Esta vez sobre la costa de la bahía, rodeada por dos cerros, no solo quedaron desechos plásticos (botellas, vasos y bolsas), sino también retazos de mantas publicitarias y  troncos de árboles de madero y genízaro.

Los troncos de los árboles que estaban dispersos sobre la costa fueron utilizados por  varios vacacionistas para construir champas, con las que se protegieron del frío en la noche y de los rayos del sol, que del cielo bajaron como latigazos.

“Para encontrar esos troncos de árboles caminamos como un kilómetro (sobre la costa) para hacer esta champa que nos protegió del frío en la madrugada y del sol ahora en el día”, dijo Yamileth González, quien llegó desde Managua con toda su familia en un paseo que salió de la colonia Colombia, la noche del Viernes Santo.

Sobre la playa se observó a un pequeño grupo de personas recolectando basura, pero con desgano, probablemente fatigadas por la alta temperatura y la inclemencia del sol que baña la bahía en los días de verano.

INGRESOS

Cabe mencionar que a lo largo de la costa de San Juan de Sur fue notoria la ausencia de recipientes para que los bañistas depositaran la basura que ellos mismos produjeron.

Los turistas construyeron champas en la costa de San Juan del Sur.Reyna Isabel Triguero, presidenta de la Cámara Nicaragüense de Turismo, Cantur (filial San Juan del Sur), señaló que la disposición gubernamental de prohibir el cobro a los  veraneantes ha tenido un efecto negativo para el turismo en San Juan del Sur.

“Con el peaje que la Alcaldía (de San Juan del Sur) cobraba se recibía recursos para pagar personal que recolectara la basura y hubiera más seguridad para los vacacionistas”, subrayó Triguero.

 

LA OTRA CARA

En playa Madera, ubicada nueve kilómetros al norte de San Juan del Sur, donde los turistas en su mayoría eran  extranjeros o nacionales con buen nivel adquisitivo, la costa estaba impecablemente limpia.

Mientras en el balneario La Virgen, 10 kilómetros al norte de Rivas y a la orilla de la carretera Panamericana Sur, la costa quedó limpia después de la jornada de veranero, pero fue porque la alcaldía de  la cabecera departamental contrató personal para asegurar el aseo en ese sitio de vacacionar.

CARAZO LIMPIO

Mientras tanto, desde el miércoles Santo la alcaldía municipal de Diriamba, en conjunto con el Instituto Nicaragüense de Turismo,  desplazó a más de 1,500 jóvenes en concepto de brigadas de limpieza en las costas caraceñas.

Las playas estuvieron en todo momento limpias, hubo puntos específicos en donde se encontraban barriles, sacos y bolsas para que los visitantes pudieran depositar la basura.

Los balnearios que contaron con brigadas de limpieza fueron La Boquita, Casares, Huehuete, Tupilapa y río La Flor.

Los dueños de negocios también contribuyeron para que sus clientes depositaran la basura en su lugar.

La labor de limpieza de costas culminó ayer a eso  de las cuatro de la tarde, con un acto donde se dio por culminada la Semana Santa,  con el lema de "Vivir, bonito, sano y limpio".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus