•   Masatepe  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ser Judas en las tradicionales Judeas de Masatepe, Masaya, tiene un precio. Se paga con dolor y sangre. Byron Amador, un chavalo de 20 años, desde 2010 encarna al "traidor" de Jesús por devoción.

Su cuerpo fue amarrado con gruesas cadenas y luego arrastrado por el adoquín caliente de las calles durante el mediodía. Al terminar, cuando gritó "suave" y trató de halar las cadenas, mostró los raspones en sus glúteos y rodillas.

Byron, miembro del grupo de romanos de Chugen, viste ropa vieja, dos pantalones y seis camisas. Su atuendo lo acompaña con una  gruesa manta que le ayuda a sentir menos dolor cuando lo arrastran. "A veces nos ponemos capotes, pero como no conseguí me puse la sábana", comentó.

El pasado Viernes Santo lo arrastraron por cinco cuadras. "Se siente una adrenalina tremenda, algo difícil de explicar", señaló. Él es uno de los 2,000 jóvenes organizados en cinco grupos que recorrieron el pasado viernes a mediodía las calles de Masatepe.

Dos de los grupos representan a los judíos y los otros personifican a las legiones romanas, estas últimas hacen la presentación con Jesucristo hasta crucificarlo en el monte El Calvario.

El atuendo que usan estos personajes es compuesto por ropa vieja, complementado con cascos y penachos de cartón, adornados con plástico de colores vivos.

Sobre esta tradición Víctor Ruiz, de 70 años, dice que es inmemorial y no se atreve a precisar la cantidad de años de existencia. "Unos dicen que tiene 160 años, pero en realidad no sabría decirle, porque existe desde mucho antes de que nacieran mis bisabuelos", puntualizó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus