•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuatro policías están detenidos por la muerte de Brandon José Gutiérrez Gómez, de 17 años, originario de la comarca La Curva de Niquinohomo, quien murió la madrugada del lunes en Masaya.

“Exijo justicia porque no fue a un perro al que mataron. Mi hijo era jardinero y viajaba todos los días a Managua para ganarse el sustento”, dijo angustiada Marjurie del Carmen Gómez.

Según los denunciantes, el joven regresó de un paseo al Menco, Rivas y decidió quedarse con sus amigos y familiares en la antigua estación del ferrocarril, situada en la Curva, cuando de pronto aparecieron en una patrulla seis policías, quienes supuestamente descendieron con lujo de violencia y realizando disparos.

Versión policial

El comisionado general Ramón Gámez, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial Nacional (DAJ), declaró ayer en conferencia de prensa que la delegación policial de Niquinohomo recibió una llamada de un ciudadano que aseguraba que en el lugar antes mencionado había unos elementos que estaban comercializando drogas.

Una patrulla policial llegó al lugar y encontró a seis ciudadanos, uno de ellos intentó correrse, mientras los otros forcejearon con los uniformados. Todos fueron detenidos a las 6:30 minutos de la tarde, pero fueron dejados en libertad.

“En ese momento también que se está retirando a los ciudadanos, se requisa el sector de la caseta donde estaban estos ciudadanos y se logra encontrar una bolsa de plástico transparente donde se encontraron 5.4 gramos de marihuana y armas blancas, es decir tres cuchillos”, aseguró Gámez.   

Versión

"Los chavalos estaban tranquilos. Después de la agresión mi hijo comenzó a vomitar sangre, luego uno de los policía me ofreció C$500 para que me ayudara con los gastos”, dijo la afectada.

La madre de la víctima mencionó que por las agresiones recibidas por su hijo, fue trasladado en la misma patrulla al hospital Humberto Alvarado, de la ciudad de Masaya, donde se le efectuaron exámenes y ultrasonidos, que indicaban que todo estaba bien.

“El domingo se complicó porque de la golpiza le desprendieron un riñón, le dañaron el hígado y perforaron el intestino grueso, lo que le provocó la muerte”, aseguró Marjurie del Carmen Gómez.

El dictamen forense del Instituto de Medicina Legal determinó que las consecuencias de la muerte fueron shock respiratorio, laceraciones y trauma cerrado de abdomen.

El jefe policial afirmó que mantienen detenidos a cuatro oficiales de la DAJ en Managua y continúan con las investigaciones. “Una vez finalizados todos los actos de investigación, procederemos a pasar a la orden del Ministerio Público los actos de investigación y que estos determinen la responsabilidad y ejerzan la acción penal ante los tribunales competentes”, dijo Gámez.

Los agentes que están tras las rejas son el teniente Ángel Gabriel Aguilar, el suboficial Carlos Martín Acosta y los policías voluntarios Carlos Zúniga y Manuel Muñoz.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus