Ricardo Guerrero Nicaragua
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua es el segundo país de la región que tiene a más nacionales viviendo en el extranjero como producto de la migración, revela el informe Panorama Social de América Latina 2015, publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

A nuestro país le sigue El Salvador con un 22% de su población total residiendo fuera de sus fronteras.

Según el informe, el 10% de la población total de Nicaragua, es decir un poco más de 600 mil personas, viven en el exterior. Es importante destacar que esta cantidad corresponde a los nicas que residen legalmente en otros países.
De acuerdo con las estadísticas del Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide), la población total estimada de Nicaragua el año pasado fue de 6.17 millones de personas.

“Los grandes volúmenes de población que ha emigrado tienen impactos demográficos significativos: modifican el tamaño de las poblaciones de origen y destino y generalmente reducen la Población Económicamente Activa (PEA) y la duración del bono demográfico de los países que pierden población”, destaca el estudio, que fue publicado en marzo.

Martha Cranshaw, de la organización Nicas Migrante, indicó que la migración está impactando en la desintegración familiar y señala que también está causando  serios problemas de salud, el que se refleja en estrés, dolor de cabeza y depresión.

La activista destaca que en general los hombres siguen emigrando más que las mujeres, sin embargo explica que la tendencia de las mujeres a emigrar ha venido aumentando año con año.

“Las mujeres juegan un papel clave en el proceso de inicio de migración del grupo familiar, se van y aseguran su incorporación al servicio doméstico y una vez asentadas sirven de logística para llevarse a un segundo y hasta a un tercer migrante, eso hace que más porcentaje de población se vaya y que menos PEA quede en el país”, destacó.

El estudio del organismo de Naciones Unidas indica que en Honduras, el 8% de su población total vive en el extranjero, en Guatemala el 7% de su población ha emigrado, el 4% en Panamá y el 2% de los costarricenses.

“El número de latinoamericanos que viven en los Estados Unidos y Europa y en países de la propia región, distintos de los de su nacimiento continúa siendo muy grande”, indica la Cepal.

Efectos económicos

La Cepal destaca que el fenómeno de la migración también produce efectos económicos y sociales sobre la oferta de trabajo, la demanda de bienes y servicios, los niveles de pobreza, el nivel educativo y el entorno social y cultural en los países de origen y de recepción.

“Entre los efectos económicos, destacan el aporte de las remesas de los emigrantes a las comunidades de origen, el papel de los emigrados y retornados en la incorporación de capacidades empresariales y tecnologías, y la contribución de los inmigrantes a la reproducción social y económica de las sociedades de los países de recepción”, indica.

El año pasado, según cifras oficiales, los ingresos en concepto de remesas ascendieron a US$1,193.4 millones,

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus