Ernesto García
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Doce días después de la muerte de María Angélica Chamorro Péña, de 29 años, en su casa de habitación en residencial Altamira, la Policía sigue sin brindar un informe conclusivo sobre la causa de su deceso.

Mientras tanto, los magistrados de la Sala Penal II del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) emitieron un mandamiento ordenando al jefe de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), comisionado general Juan Ramón Gámez, que brinde un informe “pormenorizado” sobre la situación legal de Erick Arvizú Lara.

El Nuevo Diario consultó a Relaciones Públicas de la Policía Nacional, pero no obtuvo respuesta.

El mexicano Arvizú Lara era el esposo de Chamorro y estuvo retenido tres días por la Policía en la DAJ, denunció su abogado Ricardo Flores González, quien presentó un recurso de exhibición personal por detención ilegal, que fue resuelto a su favor.

El arraigo impuesto por la Policía a Arvizú Lara está al margen de la ley  porque esa medida cautelar únicamente pueden dictarla  los jueces, según lo establecido en el Código Procesal Penal (CPP), explicó el abogado.

Erick Arvizú Lara estuvo retenido por la Policía entre el 28 de marzo y el 31 del mismo mes, refirió su abogado defensor y aunque fue excarcelado, las autoridades policiales lo dejaron bajo arraigo, es decir que no puede salir del país.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus