•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Alberto Argüello, abogado especialista en derecho animal, dice que la población desconoce ante quién acudir cuando constata un caso de maltrato animal.

Agrega que las especies domésticas y domesticadas en Nicaragua deben contar con una especie de pasaporte o circulación que explique el historial clínico e identifique al dueño.

Ese planteamiento de Argüello se soporta en la Ley 747, Ley para la Protección y el Bienestar de los Animales Domésticos y Animales Silvestres Domesticados.

Se suponía que esta Ley, aprobada en el 2010, debía contar con su reglamentación seis meses después de ser puesta en marcha, es decir, el 11 de noviembre del 2011; sin embargo el Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria, responsable de este trabajo, aún no ha dado señales de elaborar el documento, explica Argüello.

¿Qué avances ha percibido a partir de la aprobación de la Ley de Bienestar Animal (747) en el 2010?

Hay cambios positivos que están a la vista de todos, empezando por los periódicos y revistas matutinas, donde ves que entrevistan a un veterinario y donde se promueve la tenencia responsable de mascotas. Otra forma de reconocer los avances es desde las empresas, que han duplicado las importaciones de medicina y alimentos veterinarios, pues hace seis o siete años no tenías una gran variedad. La gente también está preocupada, lo único que no saben dónde acudir cuando observan algún tipo de maltrato.

¿Cuál es el procedimiento en caso que se conozca algún caso de maltrato animal?

La gente está un poco perdida, va a la Policía, al Ministerio de Salud, al Marena (Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales), aunque en teoría las denuncias deben ser interpuestas en primera instancia en la Policía. Este mandato está detallado en el artículo 11 de la Ley 747, donde se explica: “La Policía Nacional actuará de oficio ante el evidente maltrato de cualquier animal, ya sea doméstico o silvestre en cautiverio, procediendo a decomisar al animal maltratado, dando a conocer a lo inmediato de todas sus diligencias a la autoridad competente para proceder conforme a lo establecido en esta Ley”, aunque la Policía no hace nada porque dicen que no saben cómo actuar porque no existe reglamento.

  • 2010 en ese año se aprobó la ley en la Asamblea Nacional, pero todavía no hay una reglamentación.

En la misma Ley, en su artículo 64, se detalla también que: “Cualquier ciudadano podrá interponer sus denuncias de forma escrita sobre hechos, actos u omisiones que contravenga a las disposiciones de la presente Ley, ante cualquier delegación de la Policía Nacional, delegaciones del Ministerio Agropecuario y Forestal, gobiernos municipales, del Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales o el Ministerio de Salud, instituciones que estarán obligadas a actuar conforme a los procedimientos que se establezcan en el reglamento de esta Ley”, demostrando así que también debe haber una relación entre todas estas instituciones para velar sobre el bienestar animal.

Pese a que no existan normativas, el mismo Código Penal en el artículo 391 establece que el que maltrate a un animal de cualquier especie será sancionado de 50 a 200 días multa o trabajo en beneficio de la comunidad de 10 a 20 vías por un período no menor de dos horas diarias.

¿Ha conocido a alguien que haya sido sancionado aplicando el Código Penal?

Cuando fui voluntario de Fundación A.mar.te me di cuenta que la gente denunciaba el maltrato animal, pero en sí no he visto a un juez que aplique la sanción, creo que aún existe falta de conocimiento o interés en las autoridades judiciales respecto al tema.

¿Cree que esta falta de interés ha incidido sobre la reglamentación de la Ley 747?

 La Ley de Bienestar Animal es moderna y pionera en la región centroamericana”. Alberto Argüello, abogado especialista en bienestar animal.

Creo que los funcionarios aún no están capacitados en el tema. La Ley como tal, en sus disposiciones transitorias explica que el Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA) debió haber creado normativas técnicas después de entrada esta ley, en un lapso no mayor de 10 meses a partir de la entrada en vigencia. Estas se dividen en normas para la realización de la eutanasia, la normativa para los animales de tiro, las normas para el sacrificio o matanza de animales para el consumo humano y la otra para el uso de animales en espectáculos o exhibiciones.

Tengo entendido que somos pioneros en Centroamérica con respecto a la Ley de Bienestar animal, entonces ¿por qué cree que se han tardado tanto con su reglamentación?

Por el año 2010 Nicaragua fue firmante de la Declaración Universal del Bienestar animal, fue así como empezó a agilizarse la Ley de Bienestar Animal, una ley moderna y pionera en la región centroamericana, porque Honduras recién aprobó una ley de bienestar animal, mientras que El Salvador y Guatemala apenas la están analizando.

Yéndonos a Latinoamérica, debemos rescatar que Colombia cambió o modificó el Código Civil, reconociendo que los animales ya no son considerados como cosas, una cosa es algo que no tiene vida, mientras que los animales son seres sintientes. En el Código Civil Nicaragua se establece que “los animales están sujetos a dominio que se adquiere y se tramite en la misma forma que las demás cosas”, considerándolos todavía como objetos.

Respecto a la reglamentación, pienso que es por la misma falta de conocimiento o quizás porque el IPSA se ha enfocado más en las normativas técnicas de animales de producción.

¿Entonces no es tanto un problema de la Asamblea la reglamentación de la Ley, sino del IPSA?.

Exacto, la Ley dice que es el IPSA el encargado de crear estas normativas, los diputados ya hicieron la Ley, ahora es el IPSA el que tiene que darle vida a la reglamentación.

Te interesa: Latinoamérica saca las "garras" por los animales

Usted mencionó que las normativas comprenderán los animales de circo, ¿cómo estamos en ese sentido?

En teoría, el ingreso de un circo a Nicaragua no debería de ser tan fácil, porque primero deberían de tener las autorizaciones para que los dueños anden con animales itinerantes. El IPSA debería verificar constantemente con sus expertos si realmente estos animales tienen suficiente alimentación, espacio, si realmente no están siendo maltratados y el término “maltratados” no implica ir a pegarles con un palo, pues estos animales ya fueron vulnerados, ya que se extrajeron de su ambiente natural. La pregunta es que si se está proporcionando el espacio adecuado para que él no responda con comportamiento que no es conforme a su naturaleza, si le están proporcionando las cantidades de comida que demandan, aunque estamos claros que la gente está empezando a rechazarlos en el país, incluso, uno de los dueños dijo en una entrevista que no le iba tan bien.

¿Y los zoológicos?

Los zoológicos son como el acopio del tráfico ilegal de animales, muchos provenientes de finqueros o decomisos, y lo que estos vienen a hacer es reincorporarlos a un hábitat. El IPSA debería mandar a llamar a los expertos para ver qué se está haciendo en los zoológicos nacionales.

¿Existe una estadística acerca de cuántos animales domésticos existen en Nicaragua?

No hay un dato estadístico de cuánto es el número de animales existentes, es por eso la importancia de promover una identificación que consiste en saber con cuántos animales convivimos a nivel nacional. Si se pregunta a cada habitante cuántos animales hay por cada casa, las estadísticas pueden decir entre uno o dos, sean perros, gatos, loros o reptiles.

¿Esta identificación es como la que utilizan en el extranjero, con un microchip?

Por decirlo así, debería existir un pasaporte o una circulación del animal, que tendría un número, el historial clínico o médico veterinario, si este animal porta vacunas o si tiene propietario. En países más avanzados se utiliza el microchip que es una identificación de radiofrecuencia que se le incrusta al animal entre cuero y carne y al hacerle una lectura vos obtenés el número del animal y este te va a decir también a quién pertenece, cuál es el propietario, ahí vas a ver si este animal fue abandonado, y quizás en unos años podemos avanzar para lograrlo, pero lo primero es tramitar la identificación. ¿Qué ganamos con esto? Un mejor equilibrio de la sobrepoblación, así tendríamos un mejor control para poder convivir con ellos e incorporarlos de una forma más sana en nuestro sistema, no de forma desordenada.

¿Quién sería el encargado de tramitar la identificación?

Este registro y control de animales lo debería realizar la municipalidad, las alcaldías deberían tener un registro para saber la población de los animales, porque la tenemos.

También: Animales en las vías provocan accidentes ¿quién responde?

¿La Ley menciona algo de la identificación?

La identificación de animales está estipulada en el capítulo IV, sección I de la Protección al Bienestar Animal, donde en su inciso A dice: “colocarle permanentemente una placa en la que constarán al menos los datos que identifiquen al propietario y al animal”.

¿Por qué cree que aún las autoridades no se han encargado o no han tomado importancia a la identificación de los animales?

En el artículo IV se detalla que las disposiciones de esta ley son de orden público e interés social, pero lo cierto y como dije anteriormente, las municipalidades no ejercen la Ley por falta de conocimiento, sin embargo muchas organizaciones o personas individuales han tomado la iniciativa, han comenzado a rescatar perros, han comenzado a escribir blogs, los medios de comunicación han hecho un papel importante porque han comenzado a fomentar la cultura de denuncia y promover una buena política de bienestar animal.

De origen ganadero

Alberto Argüello.
Profesión: Abogado 

Proviene de una familia  ganadera. Su papá, Fabio Argüello, ingeniero agrícola con una especialidad en ciencias lácteas, trabajó en una de las principales plantas de leche en el país, y cuando Alberto egresó de Derecho se interesó en conocer las leyes de bienestar bovino, además es especialista en Derecho Animal del Programa de Maestría de UAB.

En el 2009, estudió enfermería veterinaria y actualmente tiene un blog dedicado al seguimiento de las regulaciones jurídicas de bienestar animal (http://www.danla-derechoanimal.com/).

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus