•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Familiares políticos de María Angélica Chamorro Peña aceptaron los resultados de la investigación acerca de su muerte, en la que se descarta mano criminal.

La comisionada mayor Vilma González, jefa de la División de Relaciones Públicas de la Policía, aseguró que la causa del deceso fue la asfixia mecánica causada por sofocación.

“En la escena del suceso como en los alrededores no se determinan indicios de violencia, no existe violencia física en el cuerpo de la occisa y vestimenta, más que las autoinfligidas (...). Se determinó que el hecho no constituye muerte homicida, estando ante la presencia de una conducta suicida”, afirmó González.

Aceptan resultados 

Fabbrith Gómez, abogado de Bosco Urcuyo, exesposo de María Angélica Chamorro Peña, declaró que para su cliente los resultados de la investigación policial “son coherentes”, pero insistió en que la muerte les deja un sabor agridulce, ya que se trata del fallecimiento de la madre de su hijo.

“Aceptamos lo que ha dicho la Policía Nacional que, para mí, ha sido muy coherente, muy convincente en la explicación que dicho sea de paso nadie —en mi caso personal— manejaba con tanto detalle, pero no deja de ser un sabor agridulce porque el vacío que deja María Angélica es insustituible”, aseveró Gómez.

Te interesa: Chamorro buscó atención de psiquiatra un día antes de suicidarse

Por su parte Ricardo Flores, abogado del guatemalteco Erick Arvizú Lara, ahora viudo de Chamorro Peña, coincidió en que esta padecía un trastorno bipolar. “Mi cliente ha manifestado que él está de acuerdo con esa situación (informe policial), pues porque la señora tenía problemas de atención desde hacía años”, aseguró el abogado, quien agregó que Arvizú Lara podrá salir del país y que en los próximos días viajará.     

El Nuevo Diario buscó la versión de los familiares de la fallecida, pero estos se rehusaron a dar declaraciones. 

Escena trágica 

  • Falleció por anoxia  agnóstica y edema pulmonar, debido a asfixia mecánica causada por sofocación".  Vilma González, Comisionada Mayor 

Chamorro Peña fue encontrada sin vida por su trabajadora, Claudia Margarita Zapata, el pasado 23 de marzo en su casa de habitación, ubicada en residencial Altamira. Según las autoridades policiales, ella rompió una bolsa plástica que la víctima tenía en la cabeza. Posteriormente llegaron miembros de la Cruz Roja, quienes ya no pudieron hacer nada para salvarla, ya que estaba sin signos vitales.

Al lugar también llegaron equipos técnicos del Instituto de Criminalística de la Policía, del Instituto de Medicina Legal y de la Dirección de Auxilio Judicial, quienes inspeccionaron la escena del hecho y encontraron el cuerpo de María Angélica tendido boca abajo, vestido con camisola y calzoneta para dormir, con una bolsa plástica color negro próxima a su cabeza.

Aseguran que encontraron 21 trozos de papel manuscrito en un recipiente de basura, cuya letra correspondía a la de Chamorro Peña.

“El cuerpo presentaba lesiones superficiales por arma blanca en la muñeca del brazo derecho, en el lavatrastos del área de cocina se encontraron cuatro cuchillos de cocina y huellas de manchas hemáticas circulares, no se encontró señales de violencia en el interior de la casa y, según la información brindada por la asistente del hogar, no fueron sustraídos objetos de valor, con excepción del teléfono personal de la occisa”, detalló la comisionada mayor González. 

La Policía dijo que los vecinos de la víctima aseguraron que la noche del pasado 22 de marzo no escucharon nada en la vivienda de María Angélica.

Reconocieron que a las 9:00 de la mañana del 23 de marzo detuvieron en el Aeropuerto Augusto C. Sandino a Erick Arvizú Lara, esposo de la fallecida, quien fue trasladado a la DAJ, y que también detuvieron a Bosco Urcuyo, exesposo de la occisa. 

Padecía trastorno

La Policía asegura que entrevistaron a la psiquiatra Estela Sandino, quien desde hace 10 años atendía a la víctima. Ella habría manifestado que su paciente padecía de un episodio maniático de trastorno bipolar que se acompaña de episodios depresivos.

También: ¿Quién robó el celular de María Angélica Chamorro?​

También el psiquiatra Ángel López Ortega habría manifestado a la Policía que el 17 de febrero del 2006 diagnosticó a María Angélica un trastorno bipolar.

Los oficiales detuvieron a Jonathan Merlo, quien poseía el celular de la fallecida. 

Este dijo que se lo compró a María Auxiliadora Tomás, esposa de Norlan Geovanni Areas Gauna, quien es conductor de la ambulancia de la Cruz Roja que se presentó a la escena del hecho. Este último confesó haber robado el aparato. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus