•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los familiares de  Erick Madrigal López, pareja de Martha Rebeca Urbina, señalada de haberse robado a José Israel González, de 46 días de nacido, cada vez se convencen más de  que la mujer con la que se casó su pariente el 3 de diciembre del 2015, si no es demente al menos es mitómana.

Al primero que engañó con sus mentiras fue a su marido, a quien le hizo creer que estaba embarazada y que por eso debían casarse, refiere Yelba  Madrigal, su cuñada.

La segunda persona en ser  embobada fue Maribel del Rosario González, abuela materna del niño, a quien le hizo creer que era una persona generosa que le regalaría ropa al bebé, porque el de su prima Jessica había muerto.

Parto gemelar

Urbina el pasado miércoles comenzó a salir muy temprano de la casa de sus suegros en la comunidad Los Vanegas, en Managua, supuestamente rumbo al hospital Bertha Calderón para  amamantar a una pareja de gemelos que había traído al mundo.

“Ella  nos enseñó un papel del hospital Bertha Calderón y las imágenes de un ultrasonido, además  comenzó a caminar poniéndose las manos en el vientre en señal de dolor”, relata Madrigal.

Incluso una adolescente  familiar de  Erick Madrigal asegura que la mujer le mostró una herida con siete puntos quirúrgicos, que aseguraba era por la cesárea.

Yelba Madrigal dijo que al mirar al bebé que Urbina le presentó como su sobrino tuvo dudas, porque el infante se notaba muy macizo y hasta el ombligo había botado. Comenzó a sospechar lo peor cuando miró en la televisión que se habían robado a un niño.

“Cuando la Policía llegó, yo le dije a ella 'qué hiciste Rebeca, por qué le robaste su niño a una madre'”, narra Aguilar, agregando que la raptora respondió: “Es que el gato se me robó a mi hijo”.

Tanto Urbina como su marido permanecen detenidos en la Dirección de Auxilio Judicial.

Además, Darling Corea González, madre del bebé raptado, sigue con las manos vacías, porque las autoridades harán pruebas de ADN para comprobar si es su hijo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus