•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El transporte internacional terrestre de personas ha logrado aumentar entre sus pasajeros a los turistas, indicaron representantes de esas empresas. “Ha habido tradicionalmente la migración de nicaragüenses a países como Costa Rica y al resto de Centroamérica. Cuando comenzamos viajaban un 90% de nicaragüenses hacia Costa Rica, pero ahora lo hace solo el 60%”, dijo Enrique Quiñónez, gerente general de Nicabus, S.A.

En Nicaragua, precisó Quiñónez, operan cinco empresas de transporte internacional terrestre de pasajeros, de las cuales tres están registradas como nicaragüenses —Nica Expreso, Central Line y Nicabus— y dos como costarricenses —Ticabus y Transnica—.  Por su parte, Óscar Alfaro Zamora, presidente de la empresa Transnica S.A, coincidió en que el negocio ha diversificado a su clientela.

  • Al principio, las empresas de transporte internacional terrestre de pasajeros llevaban casi un 100% de migrantes en busca de trabajo.

“La migración se debe a varios factores y motivos, aunque en muchas ocasiones no solo se viaja para migrar en busca de trabajo. Desde lo que puedo notar en nuestra empresa, el traslado de personas se mantiene fluido, es decir van y vienen. Ya no es que solo se van y se quedan en Costa Rica”, dijo Alfaro Zamora.

En el caso de Nicabus S.A., Quiñónez sostuvo que al día transportan a 240 personas.

La evolución

De acuerdo con Quiñonez, del 100% de las personas que viajan en la línea que él representa, un 60% son nicaragüenses, 20% costarricenses y 20% provenientes de Estados Unidos y Europa.

“Hay que destacar que estos turistas ni siquiera llegan a Managua, sino que se quedan en otros departamentos que ofrecen mejores destinos turísticos, como Rivas o Granada”, indicó. Para un segmento de los turistas, resulta más conveniente viajar en bus que en avión, añadió Quiñónez.
Alfaro Zamora, en tanto, sostuvo que la demanda de boletos ha incrementado y no solo por razones migratorias.

“También porque miles (de personas) hacen turismo o visitan a familiares, de allí es que se ha dado el aumento en la cantidad de empresas que brindan este servicio”, explicó.

Alfaro Zamora consideró positivo el aumento de las empresas que ofrecen el servicio de transporte internacional terrestre de pasajeros.

“Ya muchos (nicaragüenses) están regularizados. Entonces viajan hacia Costa Rica, pero también regresan a Nicaragua, generando demanda en sus traslados”, resaltó.

De acuerdo con los registros, en Costa Rica hay 289,000 nicaragüenses de forma regular —según el censo de 2012 en ese país—; en Panamá entre 10,000 y 30,000, y en El Salvador alrededor de 5,000.

Costa Rica y Panamá, dos de los principales destinos de los nicaragüenses, están entre los principales orígenes de las remesas que llegan a Nicaragua.

Un informe sobre remesas divulgado por el Banco Central de Nicaragua (BCN), correspondiente al primer trimestre del año 2015, señala que de Costa Rica se enviaron US$66.4 millones en concepto de remesas; de España US$17.2 millones; desde Panamá US$10.9 millones, y de Estados Unidos US$163 millones.

En todo caso, los nicaragüenses que viajan a Costa Rica y Panamá en busca de empleos siguen siendo el principal mercado de estas empresas de transporte.

Entre las principales labores que realizan los migrantes nicaragüenses en Costa Rica se encuentran: servicio doméstico, agricultura y construcción.

Y en Panamá: construcción, cocina y servicio doméstico, de acuerdo con el Informe Perfil Migratorio de Nicaragua 2012, publicado por la Unión Europea, el Gobierno de Nicaragua y el Organismo Internacional para las Migraciones.

Ventajas a turistas

Pero son los turistas los que podrían estar aprovechando más el servicio de estas empresas, afirma Quiñónez.

Explicó que las personas pueden llevar tres maletas en los buses —sin costo adicional—, y garantizan acceso gratis a internet.

Alfaro Zamora y Quiñonez coinciden en que se ha visto un incremento de turistas extranjeros que llegan a Nicaragua, porque ven al país como un destino turístico seguro y con bajas tarifas, en comparación con otros países del istmo centroamericano.

“Hay mucho turista que viene a surfear a Nicaragua y nosotros no les cobramos que traigan las tablas de surf, eso ayuda mucho a que estos se decidan por las empresas terrestres”, precisó Quiñónez.

Habla una usuaria

RELATO • Juana Pastora Urbina, de 52 años, tiene más de 10 años de vivir en San José, Costa Rica. Alquila una casa ubicada cerca de una de las zonas más conflictivas de la capital de ese país, en el barrio Purral.

Ella es residente, pero cada seis meses viene a Nicaragua para ver que todo esté bien en la casa que tiene en el barrio La Fuente, en Managua. Cada que viaja dice que utiliza los buses que proporcionan las empresas de transporte terrestre regional.

“A mí me sale más conveniente, porque vengo con mis dos hijas —de 10 y 15 años—, yo no puedo dejarlas allá porque me da miedo que queden solas”, dice.

Cuando se le pregunta si no le sale mejor viajar por avión, su cara es de susto.

“No puedo, con qué reales si yo trabajo como empleada doméstica. Prefiero pasar las 9 horas que dura el bus hasta llegar, antes que pagar tres o cuatro veces más de lo que gasto en un bus”, expresa Urbina.

Aunque dice que no todo es color de rosa, pues muchas veces algunas empresas le cobran más dinero, cuando uno se pasa un “poquito” de peso en las maletas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus