•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Orquídea Sandoval, pareja de Nahum Bravo Torres, amamanta a su bebé Izayana Bravo Sandoval en la cárcel de mujeres La Esperanza.

Además de ella, por el múltiple crimen fueron condenados Jairo Ugarte Centeno, coautor de la masacre —sentenciado a 30 años de prisión— y Erick Leonel Largaespada. Este último fue condenado junto con Orquídea por ser encubridores. Ambos cumplirán cuatro y seis meses de prisión.

Nahum Bravo Torres asesinó un año atrás a su padre, su hermana y su madrastra. El crimen conmocionó al país.

Información extraoficial indica que Orquídea Sandoval desde hace un mes ya no recibe la visita de su progenitora, Katty Sandoval Rodríguez, porque esta debió  emigrar a Panamá en busca de empleo para ayudar económicamente a su hija en prisión.

Por su parte la familia de Jairo Ugarte, coautor del triple asesinato, miró partir al hijo de este con su mamá al hogar de la familia materna, reveló una pariente suya. Este último aceptó participar de la masacre bajo la promesa que le pagarían C$100,000.

Walter Ugarte, hermano de Jairo Ugarte, en representación de la familia  se limitó a  expresar: “No tenemos nada que decir, si el abogado del otro (Nahum) dice que lo va a sacar (de la cárcel) él sabrá cómo”.

En lo que se refiere a Erick Leonel Largaespada, su panorama es más desolador porque se ha quedado sin abogado que lo represente, asegura su mamá Marina Largaespada.

“Mi hijo allí está a la voluntad de Dios,  sin abogado que lo defienda porque no tenemos dinero con qué seguir pagando su defensa”, aseguró la mamá.

En días recientes la defensa de Nahum Bravo Torres anunció que apelará la sentencia en casación y dijo que su estrategia está enfocada en que le reduzcan la pena hasta ocho años de prisión. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus