•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Alfonsina Matute Corpeño, de 10 años, es no vidente y una de las niñas testimonio del Teletón 2016. Ayer, ante un nutrido público, minutos antes de cantar en japonés contó una anécdota que le sucedió mientras jugaba en el parque Luis Alfonso Velásquez Flores: una niña con la que departía gritó a todo pulmón: “Cuidado, cuidado que aquí voy con una niña enferma”.

“Me gustaría que la gente no me tuviera lástima. Que no digan ‘¡qué pobrecita!’, que no lo miren feo a una porque yo no estoy enferma. No tengo ni calentura, ni gripe, ni tos”, dijo.

Con un vestido azul y sonriente, la pequeña que anhela ser profesora, doctora, cantante y pianista, y que sueña con presentarse en el Teatro Nacional Rubén Darío, recibió una ovación de pie de parte del público cuando interpretó la canción japonesa “Sakura” (flor de cerezo) y “Jesús está aquí” junto a su mamá. 

Su presentación representó otro sueño cumplido, pues siempre había querido presentarse en televisión nacional.

Padecimiento

Me gustaría que la gente no me tuviera lástima. Que no digan ‘¡qué pobrecita!’". Alfonsina Matute Corpeño

Desde que nació le diagnosticaron retinopatía por prematurez, por lo que padece una discapacidad visual del 100% y usa prótesis oculares. Su mamá Erika Corpeño no asimilaba el diagnóstico, por eso decidió llevarla al hospital Bascom Palmer de Miami, cuando tenía cuatro meses de vida, pero el diagnóstico fue el mismo.

“Una discapacidad es una situación que no se espera, es una noticia fuerte. Pero todo ha valido la pena, todo es más alegre que cuando se ve que los hijos hacen cosas que parecen imposibles”, reflexiona Corpeño. Y tiene razón, Alfonsina aprendió el sistema braille a los cuatro años gracias al acompañamiento recibido en el Instituto Médico Pedagógico Los Pipitos, en Bolonia.

“Es un acompañamiento de por vida. Desde que me acerqué a Teletón me le han enseñado a conocer el mundo a través de sus manos. Y ahora que tiene 10 años recibe terapias psicológicas para trabajar la parte emocional”, cuenta Corpeño.

“Cuando toco la cara de mi mamá me la imagino linda, bella, hermosa y le doy gracias por todos los cuidos que ella me ha dado”, dice  Alfonsina, quien estudia quinto grado en el colegio Melania Morales del barrio San Judas.

Más de 30 mil niños beneficiados

La Fundación Teletón atiende a más de 34 mil niños, niñas y adolescentes en todo el país. La meta que se impone cada año es para financiar los gastos de los Centros de Estimulación Temprana de Occidente, Ocotal, Chontales y Chinandega, Rivas y Ciudad Sandino.  

El Teletón “representa una fiesta nacional donde todos los nicaragüenses nos unimos por una misma causa, para demostrar nuestra capacidad de amar en favor de la niñez con discapacidad”, expresó Leonel Argüello, expresidente de la Fundación Teletón.

El año pasado el Teletón recaudó 27.1 millones de córdobas, de ese monto 16.5 millones de córdobas se usaron para las operaciones del Instituto Médico Pedagógico Los Pipitos (IMPP), los costos operativos de la fundación y los Centros de Atención Temprana de Ciudad Sandino y Villa Reconciliación y los Centros Regionales de Estimulación Temprana de Chinandega, Ocotal y Juigalpa. Asimismo para los gastos del evento del Teletón, realizado ayer en el hotel Crowne Plaza Managua, según Orlando Sevilla, director ejecutivo de la Fundación Teletón.

Se logró la reapertura del Centro de Atención Temprana de León, el que estuvo cerrado tres años. La meta propuesta este año es de 26 millones de córdobas.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus