•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente ejecutivo de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), Erving Barreda, anunció ayer a medios oficialistas que están preparando planes para que en los últimos quince días de abril e inicios de mayo no se interrumpa el servicio en ciudades como Juigalpa, Boaco y San Juan del Sur.

Barreda, sin embargo, no ofreció detalles sobre los planes que tienen previstos. 

Asimismo agregó que la institución toma estas medidas contingentes todos los años para estar preparados ante “cualquier situación”. “Son planes que año con año nosotros para este tiempo implementamos”, aseguró.

Los últimos 15 días de abril y los primeros de mayo son los más críticos en sitios que dependen del agua superficial, como son las zonas ubicadas en el Centro, Norte y Este del país.

“Los ríos Fonseca y Luna, que son los que abastecen el agua para la presa El Diamante, que es de donde se abastece la ciudad, sus caudales bajan considerablemente y a partir siempre de este tiempo se implementa un plan que tiene que ver con la administración del volumen disponible en la presa, eso nos lleva a tener un horario más restringido, apostando siempre a que la población sea abastecida a través de las redes”, dijo refiriéndose a la situación en Boaco.

Recomendaciones

Por otro lado, el funcionario manifestó que desde la semana pasada se está informando a la población de los municipios de San Juan del Sur y Juigalpa sobre las acciones que está tomando Enacal para atender cualquier emergencia que pueda presentarse con los niveles del agua, para de esta forma evitar interrumpir el abastecimiento del vital líquido.

Barreda también recomendó a la población "evitar lavar vehículos, aceras y calles” por los quince días que restan de abril.

Te interesa: Problemas de agua en al menos 7 ciudades

“Cabe mencionar que en el caso de Boaco, los ríos Fonseca y Luna han disminuido su nivel, lo que obliga a la empresa a poner en marcha el plan. En este caso sí hay una restricción en el horario”, agregó Barreda.

Nicaragua afronta el tercer año consecutivo de falta de lluvias, según expertos.

Escasez

La escasez de agua potable está afectando  a los municipios de Rivas, Matagalpa, Chinandega, Boaco y Carazo, donde existe una proporción considerable de la población que no recibe el servicio.

Se calcula que la escasez de agua en San Dionisio, en el departamento de Matagalpa, afecta a 4,500 personas del casco urbano y 202 familias de tres comunidades del área rural. 

La situación en Camoapa, municipio de Boaco, no es muy diferente. Más de 3,500 abonados están siendo perjudicados, por lo que Enacal ha perforado cinco pozos, pero solo dos tienen la capacidad necesaria para producir 350 galones por minuto, reveló recientemente el delegado de Enacal de esa localidad a El Nuevo Diario. 

Además de Camoapa, Santa Lucía es otro de los municipios del departamento de Boaco que enfrenta problemas de abastecimiento a los que se les está dando atención. 

También: Enacal, con más poderes

Por otro lado, con una extensión territorial de 246 km cuadrados y una población de más de 22,000 habitantes, Belén, en Rivas, es catalogado como uno de los municipios  más afectados por el desabastecimiento de agua. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus