•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un plan de limpieza, saneamiento y rectificación  de  cauces y arroyos fue puesto en marcha en la ciudad de Rivas, para minimizar el riesgo de inundaciones en puntos críticos que están  plenamente identificados en  el municipio. 

El operativo de limpieza, impulsado por la Alcaldía de Rivas, también pretende evitar epidemias causadas por la acumulación de  basura y aguas residuales que son vertidas ilegalmente a los cauces, según información brindada por el área de divulgación de la municipalidad.

La jornada de limpieza, que se extenderá  por más de 14 kilómetros, inició en el contaminado  cauce del extinto río De Oro,  que cruza reconocidos barrios del centro de la ciudad y termina en las costas del lago Cocibolca.

Según  información oficial de la municipalidad, dicho cauce es el  más afectado por la acumulación de basura que arrojan pobladores que no tienen conciencia del daño ambiental que provocan con su actuar.

De este cauce   los obreros de la municipalidad han extraído desechos plásticos, animales muertos, maleza y  hasta bolsas con heces fecales y durante la limpieza también detectaron  una serie de tuberías domiciliares que han instalado ilegalmente  algunos pobladores para verter directamente las aguas residuales al lecho de este curso de agua.

Depósitos de basura 

La limpieza también se extenderá al cauce que nace en el barrio La Puebla y que también atraviesa la zona del  Carlos Aguilar, Wilfredo Santana,  Nuevo Jerusalén y el Pedro Joaquín Chamorro.

Al igual que en el río De Oro, ciertos tramos de este cauce también se han convertido en depósitos de basura y a la vez acumulan agua estancada, lo cual contribuye a que muchas viviendas resulten anegadas durante la temporada lluviosa, por lo que se requiere de operativos de limpieza.

La municipalidad también despejará el cauce que cruza por el sector norte del mercado municipal, el  barrio Santa Ana y Popoyuapa, entre otras zonas.

El comerciante Marcos Ibarra Dinarte, del barrio Los Pinos, señaló que estas jornadas de limpieza previas a la temporada lluviosa son de vital importancia para proteger a las familias ante posibles inundaciones.

“Este punto de la Calle del Amor siempre ha sido afectado cuando hay inviernos copiosos, debido a que  la basura que se acumula en el cauce  no permite darle el curso requerido al agua y se producen inundaciones que han afectado las casas vecinas, la iglesia Lluvia de Gracias y hasta la Aldea SOS”, puntualizó Ibarra.

El año pasado la municipalidad extrajo de los cauces más de 350 metros cúbicos de plástico, aluminio, lodo y otro tipo de basura.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus