•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Managua está frente a dos escenarios: o apuesta por las construcciones verticales, que ahorran recursos, o continúa con las estructuras horizontales, lo que demanda mayores recursos, dice el presidente de la Asociación Nicaragüense de Ingenieros y Arquitectos (ANIA), Carlos José Fernández Sobalvarro.

El pasado 8 de abril, Fernández Sovalbarro y el resto de la junta directiva de ANIA tomaron posesión de sus cargos, que ejercerán hasta 2018.

Este ingeniero ve en el corto plazo varios retos para Nicaragua, pero destaca dos: el cambio climático y la necesidad de capacitar a los futuros ingenieros y arquitectos de cara a las megaobras que se planean construir en este país.

En el discurso el día de su juramentación dijo que trabajarán en pro del medio ambiente. ¿A qué se debe este eje de trabajo?

Lo primero que estamos haciendo en ANIA es estableciendo un comité de profesionales que analice muy bien el tema, pero que busque respuestas ante esta problemática. Nosotros tenemos que dar aportes, tanto al gobierno como a las personas comunes. La idea es encontrar recomendaciones que sirvan para mitigar el cambio climático.

¿Pero por qué ustedes ven relevante profundizar en esta temática?

La temática del cambio climático es algo que nos compete a todas las personas nicaragüenses. Es una obligación del gobierno y de las personas en general, pues el cambio climático es parejo. Nosotros consideramos hacer nuestros aportes técnicos, para que no se siga deforestando o haciéndose cuestiones indebidas con las cuencas hídricas que tenemos en el país. En Nicaragua se ha deforestado hasta en los lugares donde nacen los ríos, nos estamos quedando sin agua, ya ni en los pozos hay.

¿Cómo especialista, cuáles son las perspectivas con respecto al desarrollo estructural en Managua?

Consideramos que en Managua -que es el departamento que concentra una mayor cantidad de personas- debe existir un mejor planeamiento urbano para ver de qué manera se logra distribuir la zona y no construir urbanizaciones en lugares donde no deben estar. Hay que pensar en función de que todos los suministros de agua potable y los sistemas sanitarios estén acordes con la ubicación de las urbanizaciones, para evitar que haya puntos en donde no hay acceso a este recurso.

La Alcaldía de Managua prevé la construcción de nueve pasos a desnivel. ¿Podría mencionarme cómo ven ustedes estas nuevas estructuras?

Considero que la Alcaldía tiene una cantidad de ingenieros y especialistas muy buenos, creo que deben haber analizado los puntos críticos de tráfico que tiene la capital. Ellos seguramente estudiaron el nivel de accidentalidad, cuántos vehículos circulan en esos sectores, y además, haber visto las estadísticas para justificar la construcción de obras de tal magnitud.

Nosotros como ANIA, una vez que sepamos todos los detalles, nos reuniremos con autoridades de la Alcaldía para que nos expliquen los criterios que definieron para establecer los puntos y luego podamos emitir nuestros comentarios como especialistas.

Te interesa: Managua urge de viviendas en edificios verticales

¿Cree que esta es la solución para arreglar la situación del tráfico en Managua?

Con base en lo que he visto en otros países de la región, los pasos a desnivel son soluciones de tráfico muy buenas y ayudan enormemente a evitar los congestionamientos. Si la Alcaldía de Managua piensa invertir en obras de este tipo, hay una buena intención para mejorar en esta área, sobre todo por el volumen de vehículos que transitan a diario en la ciudad.

¿Managua se está modernizando realmente?

Indudablemente, la percepción que tienen las personas que han salido del país y luego regresan es que ven un cambio positivo.

¿Es conveniente que la capital crezca estructuralmente de forma vertical?

Los japoneses viven en un lugar más sísmico que nosotros y la mayoría de construcciones allá son verticales. Debemos pensar en construir edificios de apartamentos y oficinas”. Carlos José Fernández Sobalvarro.

En Nicaragua siempre ha existido el miedo a estas construcciones por tantos terremotos que hemos sufrido. Pero realmente si analizamos este tema, los japoneses viven en un lugar más sísmico que nosotros, y la mayoría de construcciones allá son verticales. Debemos pensar en construir edificios de apartamentos y oficinas. En este sentido, con las cuestiones de las oficinas, se les está perdiendo el miedo y ya hay grandes estructuras con este fin. 

Además, creo que es conveniente desarrollar edificaciones verticales porque esto evita la dispersión de la ciudad, y ayuda a que se concentren los recursos. No es lo mismo un edificio de 100 apartamentos que una urbanización horizontal de 100 casas. Así se logra mayor eficiencia, tanto en los servicios como en los suministros. También con estas cimentaciones se abaratan los costos de operación.

El día que se juramentó la nueva junta directiva, usted mencionó que una comisión de ANIA se reunió con otro grupo de especialistas para abordar la temática del medio ambiente.

Sí, lo que buscamos es que con base en las situaciones que se nos están afectando, encontrar soluciones, por ejemplo: la sequía está secando los pozos y las fuentes superficiales de agua, a esto hay que buscarle una salida. Ahora el campesino se está quedando sin agua en sus pozos, incluso, la propia Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), debe tener una disminución considerable del agua que extrae de sus pozos de abastecimiento. Ya tenemos nombrado a unos ingenieros y vamos a integrar a otros especialistas para llegar a unas conclusiones.

¿Qué se espera de esta nueva junta directiva de ANIA?

En general tenemos varios puntos que queremos sacar adelante en este período 2016-2018. Tenemos un gran reto con el tema del cambio climático, también queremos que se apruebe en la Asamblea Nacional la Ley de Colegiación Obligatoria, estos nos preocupa porque aquí no estamos tan preparados para mega proyectos que van a venir y que pueden tener una afluencia enorme de profesionales extranjeros, y no tengamos la protección laboral que deberíamos.

¿Quiere decir que se necesita que se respete más la mano de obra nicaragüense?

Estamos cuidando que nuestros ingenieros o arquitectos realmente no sean desplazados por profesionales extranjeros. Consideramos que proteger a nuestros agremiados es una responsabilidad enorme que esta junta está viendo a futuro inmediato.

También: Managua apuesta por obras verticales

¿Cuáles son los desafíos de los futuros ingenieros o arquitectos?

La capacitación es elemental. Tenemos que pensar en función de que nuestros futuros profesionales necesitan capacitarse en lo relacionado a mega proyectos, pues esto les da mayor experiencia.

¿Es eficiente la educación de estas carreras en las universidades públicas en comparación con otros profesionales de la región?

Hay muchos temas diversos en lo que es la calidad del profesional que está egresando de nuestras universidades. Aunque las academias están haciendo lo mejor posible, hay algunas que no cuentan con los profesores o catedráticos que se requieren para ofrecer sus conocimientos.

El dirigente

Carlos José Fernández Sobalvarro

Nació en Chontales el 4 de noviembre de 1956.

Se graduó como ingeniero civil en la Unan-Managua en el año que se dio la Revolución Popular Sandinista, es decir en 1979.

Entre algunas de las obras que él ha dirigido se encuentran: La edificación del centro comercial Metrocentro, el Hotel Hilton Princess y el Hotel Seminole, pero también en carreteras y urbanizaciones.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus