•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuarenta kilómetros de carretera están siendo rehabilitados por el Fondo de Mantenimiento Vial (Fomav) entre Juigalpa y Santo Tomás, con fondos provenientes del Banco Mundial y una contrapartida del gobierno a través de esta institución del Estado.

El ingeniero Elías Uriarte, administrador de proyectos en Boaco, Chontales y Río San Juan, precisó que estos proyectos se ejecutan con una inversión de C$171 millones. Las obras consisten en un revestimiento asfáltico con una capa de cuatro centímetros de espesor e incluye la construcción de cunetas, subdrenes en el sector de La Ñámbara y señalización vertical y horizontal.

Se calcula que entre 3,000 a 4,000 vehículos diarios transitan por esta zona. En su mayoría son vehículos pesados que traen mercadería y maquinaria del lado del puerto Arlen Siu, en el Caribe.

“El tramo estaba bastante deteriorado, había asentamientos, cueros de lagarto, fisuras y antes de colocar esa recarpa nosotros hicimos mucho trabajo para reparar esos daños severos que había en la carretera, por lo que se hizo necesario colocar una geomalla que nosotros le llamamos geodril y que se coloca a nivel de la carpeta vieja, reciclamos y estabilizamos base porque había daños severos a nivel del suelo”, explicó Uriarte.

Según Uriarte, el gobierno a través del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) está gestionando que el proyecto se amplíe hasta El Rama. 

“Con este proyecto vamos a llegar hasta el kilómetro 183, El Rama es el 290, lo que significa que anda por los 100 kilómetros. Nosotros estamos esperando los próximos días una misión del Banco Mundial para que evalúe los avances de este proyecto y sobre esa base ellos van a gestionar si van a aprobar los fondos”, anunció el administrador de proyectos.

Por su parte Alexander Hernández, gerente de proyecto de la constructora Meco, encargada de la obra, y el ingeniero Erick Sotomayor,  residente del proyecto, coinciden que en el proyecto ha tenido un alto impacto en la zona. 

“Se han generado más de 200 empleos directos e indirectos, podemos decir que se han beneficiados comiderías, hospedajes y el comercio alternativo”, afirmó Sotomayor.

Por su parte Manuel Matamoros, usuario de la carretera, comentó que “ha habido un cambio tremendo con este recarpeteo. Yo me tardaba media hora de aquí para arriba (hacia El Rama), lo que ahora me tardo 10 minutos. Transporto verduras y viajo cada ocho días de Matagalpa a El Rama”.

Aunque el proyecto estaba contemplado finalizar el 19 de julio, Uriarte valoró que antes de esa fecha estarán entregándolo, tomando en cuenta que se ha ejecutado más del 80% del mismo y considera que con esta nueva tecnología la carretera fácilmente podría superar los diez años de vida útil.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus