•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La concesionaria china del proyecto del canal interoceánico de Nicaragua, HKND, descartó hoy enfrentar problemas por falta de agua y posesión de tierra en el país centroamericano.

Sobre una posible escasez de agua, el asesor principal de HKND, Bill Wild, dijo que la firma china está "convencida" de que habrá suficiente recurso, y expresó el "compromiso" de HKND de llegar a un acuerdo que satisfaga a los dueños de tierra.

"Estamos revisando aún más el balance de agua de nuestro canal (...) estamos más convencidos de que el canal sí va a tener suficiente agua para su operación", dijo Wild a periodistas.

El tema del agua es clave porque el país centroamericano atraviesa su tercer año consecutivo de sequía, y la poca profundidad del Gran Lago Cocibolca, de cerca de 30 metros, podría no ser suficiente para la navegación de grandes embarcaciones.

"En este proceso se están generando aún más diseños y optimizaciones nuevas, que nos ayudan a reducir aún más la necesidad de agua", sostuvo Wild.

Acerca de la posesión de tierras, el representante de HKND afirmó que habrá tres alternativas de negocio con los propietarios: "la compra directa de la tierra, la posibilidad de reubicarlos y la opción de un canje".

"Pero lo más importante es que se va a mantener el compromiso de que, cuando esto se dé, será con el precio comercial justo sobre esa tierra", explicó Wild.

La tenencia de la tierra es crucial, ya que los campesinos que se consideran afectados por la construcción del canal se oponen a vender sus propiedades.

HKND estima que unas 6.800 familias (27.000 personas) podrían ser afectadas por la construcción del canal.

En días recientes, la Asamblea Nacional (parlamento) rechazó una iniciativa para derogar la ley que ordena la construcción del canal interoceánico, que cuenta con el respaldo de 28.000 personas que se consideran afectadas.

Wild brindó sus declaraciones luego de reunirse este jueves con representantes de la empresa privada de Nicaragua, a un día de una marcha nacional contra el canal, organizada por los campesinos afectados.

HKND tiene la concesión de construcción y administración del canal por un período de 50 años, más otros 50 prorrogables.

Según el diseño más reciente, el proyecto consiste en una vía húmeda de 276 kilómetros de longitud, de 230 a 280 metros de ancho, e incluye dos puertos, un aeropuerto, dos lagos artificiales, dos esclusas, un área de libre comercio y complejos turísticos, entre otros.

El canal entraría en operación, según HKND, cinco años después del inicio de las obras más importantes, es decir, la excavación, y la construcción de la esclusa oeste, prevista a iniciar a finales de 2016.

El costo del proyecto está calculado en unos 50.000 millones de dólares, de acuerdo con HKND Group.

Nicaragua espera que su construcción abra unas 50.000 plazas de empleo y duplique el producto interno bruto (PIB) nacional. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus