•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En 2008, Arquímedes González tomó una decisión drástica: dejar el periodismo para dedicarse por completo a la literatura. Lo ha logrado con éxito gracias a su perseverancia y, por qué no decirlo, con mucha austeridad. Hasta la fecha ha publicado seis libros y ganado cinco premios, entre ellos el Premio Centroamericano de Novela Rogelio Sinán 2012 en Panamá con "Dos hombres y una pierna". Su más reciente libro, “Tengo un mal presentimiento”, contiene 53 cuentos.

Son en su mayoría relatos policiales y algunos han sido traducidos a otros idiomas. “Bonito Pérez” —una crónica sobre la labor de parto de una mujer casada con obrero y contada con humor— fue traducida al alemán y forma parte de esa selección.

"Tengo muchos más libros escritos, pero el apoyo editorial es nulo, el nivel de lectores es bajo". Arquímedes González, escritor.

La obra fue publicada con fondos propios de su autor y está a la venta en las principales librerías del país.

En esta charla con El Nuevo Diario, González —hombre de poco hablar y caracterizado por su peculiar sinceridad— recuerda que inició las labores de escritura en las madrugadas mientras aún era periodista.

"Y era bien pesado, por tanto mis primeros libros eran muy malos. Pensé que si quería seguir con esto tenía que elegir o iba a seguir muy inconforme", cuenta.

Él inició su carrera periodística en la sección Sucesos de Barricada, de donde tomó la pasión por la novela policiaca.

"Era muy sensible a lo que tenía que ver con muerte, yo no entraba a las escenas de muerte, solo hablaba con la policía y dejaba que el fotógrafo hiciera su trabajo, pero así fui tomando experiencia", agrega.

—Pese a eso, esa experiencia te marcó

—Me marcaron un montón de historias. Ese era el contacto directo que tenía con la historia y los personajes. Me fue gustando mucho el género policial. No es una casualidad que "La muerte de Acuario" sea una historia policial de Sherlock Holmes viniendo a Nicaragua en busca de Jack El Destripador.

Con "La muerte de Acuario" González es especialmente duro, aunque es el libro suyo que más se ha vendido: 15,000 ejemplares.

"Yo estaba muy inconforme con el libro, yo no recomiendo que lo lean. A lo largo de los años siempre lamentaba no haberlo hecho mejor; sin embargo, siempre que hablo mal de "La muerte de Acuario", el libro me golpea. Es un libro que me ha dado mucha felicidad. Me invitaron a España de la Asociación Sherlock Holmes, para mí es un libro renegado. Yo comencé la idea en 1994, pero hasta cinco años después supe cómo empezar. Lo que pasó es que tenía todos los inicios y todos los finales de los capítulos, pero no el resto. En medio no había nada. Después fui agarrando un poco de experiencia".

De los 53 cuentos que contiene su último libro, “Tengo un mal presentimiento”, 15 han ganado o han sido finalistas en concursos realizados en España, Argentina, México y Colombia.

—¿Y se vive siendo escritor en Nicaragua?

—Yo recomiendo que nadie se meta a esto. Económicamente no es viable, no tenés fama, no salís adelante con tus libros, hay que ser muy austero, tener una vida muy espartana. La dedicación es algo muy importante. Muchos creen que un libro se puede escribir en una noche.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus