•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Omar Vásquez, de 34 años, es uno de los calzadores de equino que fue capacitado por una organización no gubernamental inglesa que vela por el bienestar de los caballos en varios países a nivel mundial.

El entrevistado mencionó que empezó a trabajar con los caballos a la edad de 10 años, pero el trabajo lo realizaba de una manera rústica, sin ningún conocimiento, hasta que surgió la oportunidad de capacitarse, y ahora lo hace de manera profesional.

“Mi trabajo consiste en el manejo del casco, porque todo mundo dice: 'Podemos calzar', pero no es así, yo decía lo mismo, y hoy, que he tenido la oportunidad con este grupo, he adquirido conocimiento bastante sobre la alineación y el casco del caballo, que tiene que estar en 100% estable, las cuatro patas deben estar iguales para que el animal desempeñe mejor su trabajo”, detalló Vásquez.

Capacitación

Carlos Torres, médico veterinario que trabaja para Brooke, organismo no gubernamental inglés, explicó que la mayor parte del peso, por no decir la totalidad del peso del caballo, recae sobre los cascos, por lo tanto, cualquier desbalance o defecto que tengan los cascos va a repercutir en la movilidad y articulaciones del caballo.

El curso se impartió en febrero y participaron 6 personas de Masaya, Rivas y Managua, que fueron seleccionadas previamente por sus capacidades para realizar el trabajo de recorte y balanceo de cascos.

Los cascos de los caballos, al igual que las uñas de las personas, crecen, requieren ser recortados cada mes o mes y medio. Si no lo hacen, los cascos se deforman, no se puede poner la herradura y los animales sufren de dolores terribles y hasta deformidades en sus miembros.

Censo

En Nicaragua no se hace censo de equinos desde 2001, pero el IPSA estima que hay casi medio millón, estos animales de trabajo colaboran económicamente llevando dinero a los hogares a través de su trabajo, o bien ahorrando dinero a sus dueños, ya que gracias a ellos transportan alimentos, agua, llevan a los niños a las escuelas y se movilizan a vender lo que producen.

Brooke es una ONG internacional fundada hace 81 años, con sede en Londres y con presencia en 11 países de Asia, África y América Latina. En Nicaragua está presente desde 2013 promoviendo el bienestar equino a través de la educación en 14 comunidades de Managua, Masaya y Rivas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus