Ricardo Guerrero
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nueve de cada diez hogares nicaragüenses ubicados en las zonas urbanas tienen disponibilidad de agua por tubería y acceso a alumbrado eléctrico, pero solo cuatro de cada diez cuentan con eliminación de excretas, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El Anuario Estadístico de América Latina y el Caribe 2015 del organismo de Naciones Unidas destaca que hasta el año pasado el 89.8% de las viviendas nicaragüenses ubicadas en las zonas urbanas tenían acceso a agua por tuberías y el 97.9% tiene acceso a alumbrado eléctrico.

Según el informe del organismo de Naciones Unidas, Nicaragua ha experimentado avances en cuanto a la disponibilidad de agua por tubería en los hogares urbanos, ya que en el año 2000 solo el 83.6% de estos disponía de agua por tubería y solo el 91.8% se beneficiaba de alumbrado eléctrico.

Para este año—según datos del Presupuesto General de la República 2016—la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios (Enacal), espera instalar 16,096 nuevas conexiones de agua potable para beneficiar a 86,917 personas.

Al mismo tiempo pretenden instalar 20,228 conexiones de alcantarillado sanitario y mejorar y rehabilitar 9,450 conexiones de agua potable.  

La zona rural

No obstante, en las estadísticas de la Cepal, la situación de los hogares rurales de Nicaragua es diferente, pues en esas zonas solo tres de cada diez viviendas dispone de agua por medio de tuberías y solo cinco de cada diez cuentan con electricidad.

En esa zona en vez de avanzar ha habido retroceso, ya que en el 2000, el 33.4% de los hogares tenía agua por tuberías y el año pasado ese porcentaje bajó a 29.4%, según datos de la Cepal.

Lo que sí ha mejorado en los hogares rurales, según el organismo internacional, es el acceso a energía eléctrica.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus