•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En la segunda semana de marzo del 2015, Mauricio Chamorro no acudió como todos los días a su centro de trabajo, sino que asistió a primera hora a su clínica médica previsional debido a que sufría fuertes dolores abdominales. Le realizaron varios exámenes y al final le extendieron un subsidio por 10 días.

“Me realizaron muchos exámenes, una ecografía de abdomen y una radiografía del tórax y el abdomen, al final me dijeron que tenía una gastroenteritis aguda”, explicó Chamorro a El Nuevo Diario.

Datos del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) indican que en 2015 se extendieron 151,632 órdenes de subsidios por accidente y enfermedad común. Lo que en días se traduce en 1.4 millones de días de subsidio y C$278.7 millones.

El Anuario Estadístico del INSS reveló que del universo de asegurados (810,654), 119,857 necesitaron de subsidios, es decir que cada uno de ellos obtuvo en promedio 12 días de reposo.

Sin embargo, en 2014 se extendieron 121,717 órdenes de subsidios a 95,091 asegurados, lo que significó un incremento del 24.5% en el número de órdenes emitidas en 2015 con respecto a 2014.

Antonio Alvarado, catedrático universitario y estudioso de la seguridad social en América Latina, dijo que el subsidio por enfermedad común o accidente se les otorga a los asegurados como consecuencia de una incapacidad temporal derivada de un trabajo, de una enfermedad o producto de un accidente laboral.

“Es como una baja temporal que se otorga a un trabajador en caso de enfermedad, sin dejar de percibir su salario”, explicó Alvarado.

Base legal

La base legal que otorga soporte a los subsidios se encuentra en el Artículo 93 del Decreto 974, el cual establece que cuando la enfermedad que sufra un asegurado activo o cesante produzca incapacidad para el trabajo, comprobada por los servicios médicos del Sistema Nacional Único de Salud, disfrutará mediante órdenes de reposo de un subsidio.

De acuerdo con Alvarado, quien además es abogado, el subsidio que otorga el Decreto 974, Ley de Seguridad Social, es la suma de dinero que recibe el trabajador durante el tiempo que se encuentre incapacitado para laborar, el cual no debe ser considerado como un salario, pues no tiene carácter de remuneración, “porque no se está pagando a cambio de ningún trabajo”.

  • Un subsidio es la compensación económica que tiene un asegurado para cubrir parte de sus necesidades, mientras dura su incapacidad de trabajar.

La ley establece que el subsidio se otorgará mientras dure la incapacidad y se pagará a partir del cuarto día de incapacidad y mientras dure la situación hasta un plazo de 52 semanas, es decir un año.

“Cuando ocurre un accidente y el asegurado requiere hospitalización inmediata, el subsidio se paga desde el primer día de la incapacidad. Estas órdenes de reposo no podrán ser por periodos mayores de 30 días”, destaca el experto.

Según los datos del Anuario Estadístico del INSS, Managua es el departamento donde se otorga el mayor número de subsidios, con un total de 86,858 órdenes entregadas el año pasado a 68,105 asegurados. Le siguen León y Chinandega, con 16,213 y 11,694 órdenes de subsidios, respectivamente. El departamento con la menor cantidad de subsidios otorgados el año pasado fue Madriz, con 426.

Los tipos

Dentro de los tipos de subsidios que otorga la Ley de Seguridad Social están el subsidio por enfermedad común, el subsidio por accidente común, el subsidio por maternidad, subsidios por riesgos profesionales y subsidios por lactancia.

El año pasado, el INSS otorgó 24,000 órdenes de subsidios de maternidad con un total de 955,600 días y un promedio de 46.9 días por asegurada. El monto pagado fue de C$154.3 millones.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus