•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pese a que ayer llovió en algunas zonas del país, persiste el calor. Según Marcio Baca, director de Metereología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), “seguirán cayendo lloviznas en el territorio nacional debido a una vaguada que ha permanecido paralela a la costa del Pacífico, la cual continuará ahí por unos días más, pero sin relevancia”.

“Estos fenómenos permiten el ingreso de humedad en el país y con ello la ocurrencia de algunas lluvias en diferentes zonas”, informó Baca al portal oficialista El 19 Digital.Ayuda contra el calor.

Te interesa: Vaguada afecta la región, pero siguen calores

La tarde del lunes se registraron lloviznas en Santo Domingo y Juigalpa, en Chontales; en Granada; en El Rosario, Carazo; en Telpaneca, Madriz; en San José de los Remates, Boaco; en Pueblo Nuevo, Estelí; en El Sauce y Telica, León; en Posoltega, Chinandega; y en Santa María de Pantasma, en Jinotega, entre otros.

“Yo esperaba la lluvia, la mañana del domingo estuvimos orando con mis compañeras evangélicas para que lloviera y sucedió. La lluvia refrescó un poco la tierra, pero después no aguantábamos el calor”, contó Mercedes Mairena Borge, del barrio La Cruz Verde, de Juigalpa.

Carla Pérez, del barrio Las Canoas, de la misma ciudad manifestó que en su sector lo que cayó fue brisa durante unos 15 minutos. “Luego el calor se volvió insoportable”, dijo.

Según información oficial, entre las 11:00 p.m. del domingo y las 2:00 a.m. del lunes en Managua las temperaturas oscilaron entre los 30 y 31 grados. Ayer en la mañana el termómetro marcó 28 grados.

NEGOCIOS

El calor se ha convertido en la principal aliada del negocio de reparación de abanicos de Alexander Martínez, en el mercado Oriental. Las altas temperaturas están obligando a los nicaragüenses a sacar los aparatos que estaban en mal estado, arrinconados en algún lugar de la casa. Diariamente le están llegando entre 12 y 13 abanicos, dice.

“El calor está muy fuerte y la gente está carrereando, buscando cómo reparar sus abanicos para calmar el bochorno. La cantidad se ha incrementado últimamente, están trayendo bastantes abanicos de techo, pero principalmente de pedestal”, manifestó Martínez.

Las fallas más comunes que presentan los ventiladores están relacionadas con las bobinas. El costo de reparación oscila entre C$80 y C$200, dependiendo del daño. “Hay días en que me vienen hasta 20 abanicos. El calor tiene sofocada a la gente. Y no me quejo, el negocio está bueno”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus