•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La neumonía es la enfermedad respiratoria más cara. En su forma más leve, el tratamiento llega a costar C$4,000 por paciente, y si es agresiva supera los C$7,000, estimó el neumólogo Mario Espinoza Zapata.

El Ministerio de Salud (Minsa) reportó este martes que la semana pasada hubo 3,000 nuevos casos de neumonía, lo que se  traduce en C$12 millones, en caso que se trate de una neumonía leve. Hasta la semana pasada, el sistema de salud había registrado 37,767 casos de esta enfermedad, lo que implica que ha gastado C$151 millones.

“En la mayoría de los casos, la neumonía se trata con antibióticos, cuya forma leve puede tomarse por vía oral en casa, hasta las formas más graves a nivel hospitalario donde el costo aumenta. Comparado con otros medicamentos, los antibióticos siempre son de costo más elevado,  por eso la prevención es siempre la medida más económica en términos de enfermedades”, consideró el doctor Jorge Cuadra, presidente de la Federación Centroamericana y del Caribe de Neumología y Cirugía Toráxica, durante una actividad en ocasión de la Semana Mundial de la Inmunización.

Cuadra agregó que estos costos no incluyen los días en los que el paciente adulto deja de trabajar y producir, mientras que los niños sufren una pérdida escolar.

La neumonía es un tipo de infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones, los que están formados por pequeños sacos llamados alvéolos, que en personas sanas se llenan de aire al respirar. En las personas enfermas, estos pequeños sacos están llenos de pus y líquido, lo que hace dolorosa la respiración y limita la absorción de oxígeno, definió la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta infección se ubica entre las primeras diez causas de muerte a nivel mundial, explicó el doctor Jorge Cuadra. Se calcula que los gobiernos gastan 109 millones de dólares para tratarla, costos que incluyen los antibióticos en sí mismos y las pruebas necesarias para establecer el diagnóstico de neumonía, detalló la OMS.

Cuadra comentó que en general las cifras que maneja el Minsa corresponden a diagnósticos clínicos, porque no se tienen acceso a radiografías del tórax, un requisito en términos de diagnóstico. En un hospital privado, una radiografía de tórax ronda los US$200. “La radiografía de tórax brinda un diagnóstico de certeza, pero eso no se adapta a las condiciones de salud pública porque no se puede hacer una radiografía a todos los que llegan a un centro de salud público, entonces en estos casos se realiza un diagnóstico de sospecha”, explicó el especialista.

  • El índice de mortalidad aumenta en los menores de 5 años y los mayores de 65.

El especialista destacó que mínimamente, un paciente que llega a un segundo nivel de la enfermedad debería tener una radiografía de confirmación. “Estas radiografías permiten confirmar el diagnóstico y descartar complicaciones de la neumonía. Deberíamos tenerlas accesibles en las unidades de salud, tal vez no en los puestos de salud, pero sí donde ya se atiende un volumen de pacientes con enfermedades respiratorias”.

Cuadra comentó que el uso indiscriminado de los antibióticos sin licencia de un médico permite que el paciente tenga resistencia y el tratamiento no funcione. “La mayoría de las veces, el primer medicamento contra la gripe es el antibiótico, y ya no resultan útiles en cuadros más graves como la neumonía, entonces hay que usar antibióticos de mayor costo, incluso si abusamos de esta práctica, vamos a quedar desarmados”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus