•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Marcelina Jiménez tiene cuarenta años de vivir en la comunidad Sonís, en el municipio de Somoto. Desde hace cinco años es propietaria de un puesto de comidas típicas, lugar donde turistas nacionales y extranjeros se deleitan con diversos platillos luego que visitan el Cañón de Somoto.

Sin embargo, no existen condiciones para atender las necesidades de los visitantes, aunque la zona tiene una belleza imponente, expresa Jiménez.

“Sueño con la construcción de un comedor con todas las condiciones para que el turista se sienta cómodo y se lleve una buena impresión de este lugar, además de atraer más visitantes”, añora esta mujer norteña.

El guía turístico Reynel Mendoza Gradiz, asegura que en el Cañón de Somoto unas 17 familias se dedican a la atención de turistas e invierten el 25% de sus utilidades en reparación de caminos, servicios de salud y educación. 

Mendoza considera una gran dificultad para la atención que en el lugar no hay servicios higiénicos, un puesto médico y transporte colectivo. 

Proyecto geoparque 

Todas estas dificultades que describen pobladores del Cañón de Somoto y otros municipios cercanos pueden cambiar, pues actualmente se trabaja en un proyecto denominado “Geoparque Río Coco”, cuyo objetivo principal es la preservación ambiental y el impulso de ecoturismo.

El proyecto incluye lugares arqueológicos y paisajes destacados de cinco municipios del departamento de Madriz como: Totogalpa, Somoto, San Lucas, La Sabana y Cusmapa. 

También incluirá sitios como el Monumento Nacional del Cañón de Somoto, Laguna La Bruja (La Sabana), La Rueda del Castillito, El Crique y Las Tres Señoritas (Totogalpa), el perfil del Río Inalí y el Salto Negro (San Lucas), la Piedra Orocuina y la Cueva del Aserrío (Cusmapa).

Turismo sostenible 

La coordinadora del proyecto, Mónica Bueno, considera que con esta iniciativa se permitirá el desarrollo del turismo sostenible en todos los municipios involucrados.

Indicó que los pobladores de los lugares beneficiados podrán laborar como guías turísticos y ofrecer servicios de hospedaje, restaurantes y otro sin fin de actividades económicas.

Reveló que  se propuso el nombre de “Geoparque Río Coco”, debido a que dicho afluente atraviesa algunos de los sitios que formarían el parque.

Te interesa: Hábitat inaugura proyecto de vivienda en el norte de Nicaragua

“Estamos muy avanzados en la delimitación y los detalles del proyecto, hemos avanzado en todos lo necesario para presentarlo y que sea aprobado. Creo que entre el mes de noviembre y el año que viene estaríamos presentando el proyecto final”.

De concretarse el Geoparque, Nicaragua sería el primer país en Centroamérica y el tercero en América Latina donde existe un sitio de este tipo, destacó Bueno.

Desarrollo

En cuanto a los beneficios del proyecto, el diputado por el Partido Liberal Independiente (PLI), Boanerges Matus Lazo, informó que en las zonas que abarca el proyecto instalarán luz eléctrica y agua potable.

“Esta iniciativa vendría a mejorar la situación en  municipios vulnerables y pobres porque atraería mucho turismo, creo que este sería un gran avance para la zona”, explicó el diputado, quien también es el presidente de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Asamblea Nacional. 

Agregó que cuando los encargados del proyecto tengan listo los detalles, estos serán presentados ante el parlamento para ser aprobado.

También: “El turismo en el Norte es de calidad”

Para la declaración de un geoparque, la Unesco establece como condiciones que las autoridades nacionales conozcan sobre la solicitud y participen en su planificación y discusión.

Además debe existir un marco legislativo que permita su funcionamiento, de esta forma el Estado y la comunidad estarían comprometidos a manejar esta área bajo los conceptos de protección, educación y desarrollo sostenible.

Corredor turístico

El Ambientalista Kamilo Lara, manifestó que esta zona funcionará como un corredor turístico donde se daría relevancia a los viajes a través de los diferentes recursos hídricos.

A criterio del ambientalista, la comunidad se tendrá que involucrar completamente en el proyecto para desarrollar sus recursos locales y promover su desarrollo socioeconómico.

“Con este proyecto habría un desarrollo turístico, se implementaría medidas de preservación para los cuerpos de agua superficial y para la recuperación de las aguas subterráneas, además del manejo adecuado de los recursos forestales, creo que será un éxito”, concluyó Lara.

El proyecto cuentas con la participación de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) junto con el Ministerio de Recursos Naturales y el Ambiente (Marena), el Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR) y las municipalidades.

(Con la colaboración de Róger Olivas)

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus