•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En promedio ocurrieron 102 accidentes laborales a diario en 2015. Cifras del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) indican que la cantidad de accidentes laborales en 2015 fue mayor que el año anterior, al pasar de 36,322 a 37,180. Sin embargo el número de trabajadores que sufrió una enfermedad profesional disminuyó. 

“Cada accidente laboral cuesta en promedio unos US$150 al Estado, esto es un montón de plata, estamos hablando de más de US$50 millones que el INSS tuvo que desembolsar el año pasado para pagar a los trabajadores accidentados”, indicó Antonio Alvarado, catedrático universitario y estudioso de la Seguridad Social.

Para este experto es evidente que queda mucho por hacer ya que “los accidentes laborales graves son en primer lugar tragedias humanas, pero la economía y la sociedad también pagan un precio alto”. Considera además que “la prevención es posible, necesaria y rentable”. Solo en el 2015 en subsidios producto de los accidentes laborales el INSS pagó C$87 millones.

Para el también experto en seguridad social, Manuel Israel Ruiz, ese monto debe de multiplicarse por diez porque “por cada córdoba que se paga en costos directos, hay diez que se desembolsan por costos indirectos”, detalló.

Te interesa: Subsidios afectan a la productividad laboral

Ruiz explicó que si un trabajador sufre un accidente, deja de producir y la empresa reduce su productividad. “Esos son los costos indirectos que se tienen que pagar. En Europa por cada dólar de costo directo se pierden veinte indirectos, y en Estados Unidos por cada dólar son 10 los que se pierden indirectamente”, explicó el especialista.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha cifrado los fallecimientos generados por los accidentes laborales a nivel mundial en 2.3 millones cada año. 

Enfermedades

Según los datos del Anuario Estadístico 2015 del INSS, el año pasado 750 trabajadores asegurados padecieron una enfermedad profesional, una cantidad inferior a los 886 registrados en 2014.

La enfermedad profesional más atendida fue la conocida como síndrome del túnel carpiano con 276 casos, seguida de insuficiencia renal crónica con 176 pacientes atendidos y tendinitis con 83 casos.

“El síndrome del túnel carpiano se produce cuando el nervio mediano, que va desde el antebrazo hacia la mano, se comprime o se aprieta en la muñeca”, explicó el médico Marcelo Carballo.

También: INSS aprobó 1.4 millones de días de subsidio

Según el especialista, el riesgo a desarrollar el síndrome del túnel carpiano es común en aquellos que desempeñan trabajos en líneas de ensamblaje como manufactura, costura, acabado, limpieza,  y empaque de carnes, aves o pescados. “De hecho, el síndrome del túnel carpiano es tres veces más común entre los ensambladores que entre el personal de otro tipo de industria”, destacó Carballo.

Por grupo ocupacional quienes más padecen de enfermedades profesionales son los empleados de oficinas.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus