•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los estudiantes de la escuela San Martín de Porres, en Pasocaballos, El Realejo, Chinandega, calculados en 170, reciben clases en casas particulares debido a que la construcción del centro escolar continúa detenida. 

Los alumnos de ese centro de enseñanza primaria, la única que existe en esa localidad, están distribuidos en las casas de tres familias.  “No hay un rincón pedagógico. El ambiente está saturado porque son tres grados en una casa, y no podemos hacer actividades y los juegos en recreo”, aseguró Gloria Lissette López, de 11 años.

“Estoy desde preescolar en la vieja escuela. Tengo tres años de asistir a clases en casas particulares”, agregó la niña.

Las autoridades educativas determinaron cancelar el uso de la escuela por su avanzado estado de deterioro.  La solución fue trasladar al estudiantado a la escuela de “La báscula”, ubicada a dos kilómetros de Pasocaballos, sobre la Carretera Panamericana yendo hacia Chinandega, una vía internacional saturada por el paso del transporte pesado.

“Tuvimos miedo de que alguno de los muchachitos pudiera ser atropellado.  Ellos son niños y no toman precauciones. Que estuvieran estudiando allí era peligroso”, recordó Josefa Castillo, una madre de familia.

Aunque la escuela ya fue demolida, aún no se ha construido una nueva. Los miembros de la comisión que se formó para demandar la construcción están preocupados por el silencio de las autoridades.

“No sabemos dónde vamos a votar este año. La escuela se ha utilizado como Junta Receptora de Votos. El rumor es que van a construir un galerón. La niñez ha esperado demasiado. Han pasado tres años estudiando con las mínimas condiciones”, agregó Castillo. 

Opción 

En 2014, empresarios a cargo de la planta de generación eléctrica Margarita se ofrecieron a colaborar con las obras de reconstrucción de la escuela donando C$2 millones, pero el proyecto no se realizó porque hizo falta el aval de Ministerio de Educación de El Realejo.

Pedro Alvarado, funcionario de la empresa, afirmó que debido a esto decidieron construir dos aulas el año pasado, pero tampoco se pudo. El presupuesto de la empresa energética en 2016 no contempla ninguna ayuda de este tipo. 

La delegada del Ministerio de Educación, profesora Lilliam Herrera, declaró que “es una prioridad la construcción de la escuela, pero se están buscando los fondos por la vía de la cooperación externa”. “Se trabaja sobre esa vía”, dijo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus