•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua conoce a Byron “El Gallito” Rojas porque es el décimo segundo campeón de boxeo. Pocos saben que estudia una carrera técnica en Muy Muy, en su natal Matagalpa, siendo uno de los 32,000 estudiantes inscritos en los 43 centros del Inatec. 

Luego de bachillerarse en el instituto Silmur se decidió a estudiar un técnico en veterinaria en la Escuela Tecnológica Santiago Valdovinos. En pocos meses terminará los estudios, que duraron tres años. 

En su casa tiene conejos, perros y gallinas. Dedica dos horas y media diarias a hacer tareas y reunirse con sus compañeros de clases, y tres horas a los entrenamientos de boxeo.  

“Deseo más triunfos en ese deporte para poner en alto a Nicaragua, estoy consciente que debido al desgaste físico esa carrera no es duradera, por eso tendré la opción de ejercer mi carrera como técnico veterinario”, dijo Rojas, antes de recibir un homenaje en Carazo.  

Cada vez son más los jóvenes que optan por estudiar una carrera técnica. Es el caso de Luis López, de Chinandega, sus padres deseaban que cursara medicina en la UNAN-León, pero él se inclinó por mecánica industrial en un centro técnico.  

“Desde pequeño me encanta la mecánica porque tengo dos tíos que ejercen ese trabajo, y aunque diario andés con la ropa sucia, ganás buen billete”, confesó López.  

Manuel López, hermano mayor de Luis, se graduó como ingeniero civil en la UNI y considera que las carreras técnicas tienen mucho valor para Nicaragua.  

“Hay muchos profesionales que no consiguen trabajo, en cambio los técnicos siempre tienen mucha demanda laboral. El taller de mis tíos, donde ejerce mi hermano, siempre está lleno de clientes”, reflexionó.  

Beneficios 

Estoy consciente que debido al desgaste físico esa carrera no es duradera, por eso tendré la opción de ejercer mi carrera como técnico veterinario”.  Byron “El Gallito” Rojas 

A Macdani Vargas, habitante del anexo Vila Libertad, le faltan tres meses para culminar la carrera de mecánica automotriz en la Fundación Samuel, de Managua. “La carrera es de 19 meses, tengo una beca, un bono alimenticio y otro de transporte, tengo excelentes calificaciones, agradezco a Dios, y la dirección de la Fundación por esta oportunidad”, expresó Vargas.  

Anualmente en la Fundación Samuel matriculan a 125 jóvenes que estudian técnico en mecánica automotriz, técnico en asistente administrativo, técnico en asistente administrativo contable y técnico aire acondicionado comercial. Reciben una beca, un bono alimenticio y otro para transporte, precisó la directora de la Fundación Samuel, Ghislene Ortega Espinoza.

 “Estas carreras tienen mucha demanda, lo cual nos alegra. Los muchachos no solo tienen la opción de obtener una beca, sino que la fundación les gestiona un empleo con 120 empresas que colaboran con nosotros”, agregó Ortega Espinoza. 

El año pasado en la Fundación Samuel se graduaron 113 jóvenes y el 95% obtuvo un empleo tras culminar las pasantías en las empresas. 

Oportunidades 

Carlos Iraheta, director de operaciones de la Fundación Fabretto, que ofrece carreras técnicas en varios municipios del país a jóvenes de escasos recursos, detalló que cada año entran 788 estudiantes en los centros ubicados en San José de Cusmapa, Las Sabanas, Somoto, Ocotal, Estelí, Managua y la Costa Caribe. Las más demandadas son agroindustria y agricultura.  

  • 43 Centros Técnicos tiene el Inatec a nivel nacional. 

“Los muchachos aprenden a ser emprendedores con agronegocios. Las carreras técnicas son importantes para el desarrollo del país, por eso la demanda ha crecido”, precisó Iraheta. Los graduados reciben un certificado del Instituto Tecnológico Nacional (Inatec).  

Las carreras técnicas de mayor demanda en el proyecto vocacional Aprendo y Emprendo, financiado con fondos de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), son refrigeración, electricidad, mecánica y fontanería. 

“El esfuerzo más grande de los centros es alinear la oferta educativa con la demanda del sector privado para cerrar esa brecha y dar técnicos de mayor calidad que demanda el sector privado”, dijo Róger Pérez Marenco, técnico del proyecto vocacional Aprendo y Emprendo. 

Según el funcionario, las carreras duran entre dos meses y tres años, y los jóvenes tienen la oportunidad de realizar pasantías y obtener un empleo gracias a alianzas con empresas del sector privado. 

La Usaid apoya a la Fundación Samuel, Cepodi, Don Bosco, Roberto Clemente, Aprodese y Rey Juan Carlos I, entre otros. 

Recientemente el Inatec dio a conocer que las carreras técnicas de dibujo arquitectónico, técnico agropecuario, técnico en programación, técnico en banca y finanzas, técnico en contabilidad, técnico en administración y técnico en mantenimiento industrial serán reconocidas por las universidades adscritas al Consejo Nacional de Universidades (CNU). 

Este año el Inatec tiene programado la instalación de 40 nuevos centros tecnológicos en distintas partes del país, con lo cual se estaría llegando a 80 en total desde el programa de Educación Técnica en el Campo. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus