•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La colocación de un asta de hasta 12 metros indicando las zonas de peligro, la inclusión de advertencias en el menú de los restaurantes y el contar con rescatistas los fines de semana son algunas de las medidas que empresarios y funcionarios de El Realejo, Chinandega, podrían tomar ante los ahogamientos en Paso Caballos, uno de los balnearios más peligrosos del país.

“En 2015 fueron ocho las personas ahogadas. En un solo día alcanzamos el 50% de la totalidad del año pasado. Cruz Roja filial Chinandega propone que permanezcan guardavidas en Paso Caballos todos los fines de semana del invierno para evitar más muertes”, expresó René Valverde, vocero de esa institución.

Valverde hizo hincapié en que la presencia de rescatistas implica que se invierta más dinero. La Cruz Roja calcula que C$8,000 mensuales se gastarían. 

Este fin de semana cuatro personas se ahogaron en Paso Caballos, no todas llegaron juntas. 

El secretario político de Chinandega, José Manuel Espinoza, dijo que “hay que hablar con los dueños de negocios para que asumamos en conjunto la responsabilidad de colocar guardavidas, para resguardar la visita de las familias, a este sector turístico”.

Espinoza, quien se presentó la noche en que bloques de vecinos, mezclados con bomberos y policías, buscaban en la orilla de la costa a tres desaparecidos, lamentó que los hechos se registraran en un periodo donde había pocos bañistas.

  • 4 personas murieron el primero de mayo en Paso Caballos

Tanto Espinoza como Valverde coincidieron con el jefe de la Fuerza Naval del Pacífico, Capitán de Navío, Gerardo Fornos, quien propuso colocar boyas para que las personas no accedan a las zonas donde se ubican las corrientes.

Las autoridades deben reunirse para definir las medidas. 

El fenómeno del “mar de fondo”, que podría haber provocado las muertes, coincidió con el fin de semana en que el turismo interno llegó a Corinto para participar en la XX Feria Gastronómica del Mar.

Te interesa: Buscan a canadiense desaparecido entre oleaje de Playa Maderas

Así se introdujeron al mar un grupo de 25 personas, cuatro de los cuales, no pudieron salir de una inesperada corriente subterránea que les llevó hasta mar adentro.

Edwin Pozo y Nahara Galmendéz, nunca se conocieron con Tania Centeno e Israel Nicaragua, sin embargo todos juntos fueron tragados por las olas del mar el primero de mayo.

La Cruz Roja está de acuerdo que hay que tomar medidas con “Paso Caballos”, entre las cuales, no exime a los bañistas, porque el cuido personal es indelegable.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus