Ernesto García
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Sala Penal Especializada en Violencia del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) decidirá el  futuro  legal de Haroldo Montealegre, acusado de tres delitos en perjuicio de Tania Llanes Rapacciolli y una niña de 12 años cuya paternidad el empresario no reconoce.

En la acusación, Tania Llanes Rapacciolli le imputa a Haroldo Montealegre la presunta autoría de los delitos de violencia psicológica, violencia patrimonial y económica e intimidación o amenaza.

El escrito acusatorio  también va dirigido contra Alejandro César Sánchez Urcuyo, padre de sus dos hijas mayores.

Según Llanes Rapaccioli, ambos se han unido para causarle daño.

Manuel Martínez, abogado de Haroldo Montealegre — quien no asistió a la audiencia en el TAM— dijo a los periodistas que tiene órdenes de su representado para no referirse al caso ante los medios de comunicación.

Hechos 

En la extensa acusación de ocho páginas, Tania Llanes Rapacciolli relata varios capítulos de violencia física y psicológica que asegura haber sufrido a manos de Haroldo Montealegre entre noviembre de año 2003 y enero de 2015.

Asegura que Alejandro César Sánchez Urcuyo realizó una escritura pública en la que asume la paternidad de la hija que la supuesta víctima procreó con Montealegre.

La acusadora asegura que Montealegre la llama a cualquier hora del día y la noche desde distintos número telefónicos para ofenderla con palabras soeces y amenazándola de muerte. 

La abogada Zobeida Manzanares,  representante legal de Tania Llanes Rapacciolli, dijo al final de la audiencia que los magistrados del TAM comunicaron que la próxima semana darán a conocer su resolución. 

Cabe mencionar que la acusación contra Montealegre y Sánchez Urcuyo fue rechazada en primera instancia meses atrás en el Juzgado Quinto Distrito Penal Especializado en Violencia de la capital.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus