•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Centros como el Colegio San Francisco Javier, de Ciudad Sandino, han tomado las orientaciones que ha dado el Ministerio de Educación y han ido más allá, desarrollando programas como Los Zompopos y Zompopitos, de los cuales forman parte estudiantes y padres de familia. 

“Descubrí el potencial que puede tener un estudiante de décimo grado, y tomamos la decisión que las horas ecológicas bajaran a noveno grado”, dice Lupe Primo, directora del Colegio San Francisco Javier.

La directora explica que el Mined orienta a cada colegio elaborar un plan de seguridad y medio ambiente, y en el colegio han desarrollado el suyo basándose en sus propias experiencias y determinaron que las horas ecológicas no solo serán barrer, sino mantener agradables los espacios.

En el San Francisco Javier desarrollaron el proyecto Lestonnac, apellido de la fundadora de la orden religiosa a la que pertenece la directora, que consiste en horas ecológicas a través de proyectos de reciclaje y la mejora de espacios del colegio.

Asimismo, dice Primo, “tenemos dos actividades en el año con los padres de familia que se llaman Operación Zompopo Papá, limpiamos los arbustos, las hojas secas que se acumulan en el huerto, los patios; entre todos traen la motosierra, mecates, palas y los hijos van arrastrando todo afuera para que la alcaldía se lo lleve”.

De igual forma han creado la Operación Zompopito, conformada por una comisión de medio ambiente para cuidar el colegio, por fuera y por dentro, y cuentan con un huerto, que este año está en descanso y lo están abonando.--Reutilización y reciclaje en la práctica escolar--

Más allá del colegio

Otro de los centros que ha hecho su propia adaptación de las medidas orientadas por el Mined ha sido el Colegio La Verde Sonrisa, “lo hacemos involucrando a todos los grupos porque creemos que no solo los grados superiores deben hacerlo, así todos se involucran y ponen en práctica lo que aquí les enseñamos, el fin no es solo que lo practiquen en el aula de clases o en el colegio, sino que ese tipo de actitudes trascienda a su familia, la comunidad, que ellos puedan transmitir esa conciencia ecológica”, explica Elbin Mena, subdirector del colegio.

Te interesa: Lanzan concurso estudiantil “Bandera Ecológica”

Para María Ignacia Galeano, especialista en educación ambiental, de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Sostenible (Fundenic), "el programa del Ministerio de Educación es completo, con temáticas interesantes, pero el problema es la vivencia”. Basándose en ese análisis, su organización desarrolló el programa Ecoescuelas, y diseñó un currículum vivencial partiendo de la información obtenida de los docentes con los que han trabajado, una de las actividades emblemáticas fue llevar a profesores a las áreas protegidas más cercanas.

Política pública y privada 

El asunto de la conservación de recursos no es cuestión de una institución, de un gobierno, de una alcaldía, es cuestión de todos". María Ignacia Galeano, especialista en educación ambiental de Fundenic.

COLEGIOS • El Mined ha incluido dentro del programa educativo de secundaria las horas ecológicas a partir del décimo grado, y ha orientado la creación de huertos escolares, actividades que forman parte de sus acciones relevantes. Según el último Plan Estratégico 2011-2015, hasta el 2010 había 1,632 en el país, con lo cual mejoran las condiciones de nutrición, salud y medio ambiente.

A juicio de Silvio Gutiérrez, Director ejecutivo de Fe y Alegría Nicaragua, una red de 22 colegios, temas como uso racional del agua o recoger la basura, forman parte del currículum educativo del Mined, pero para que sean efectivos “hay que hacerlos vida, y un manera de hacerlo en Fe y Alegría ha sido, primero, promoviendo las comisiones estudiantiles de medio ambiente, y segundo, generando iniciativas que vayan en pro de cuidar la naturaleza”. 

“De nada nos valdría desarrollar una buena clase en el aula sobre el medio ambiente, los muchachos sacan 100, y a la salida y en el recreo tiran la basura, y ves todo el patio lleno de basura. En términos conceptuales, muy bien, ¿pero qué pasa en términos procedimentales? Todos los que hacemos educación tenemos que poner más atención en la actitud, allí todavía tenemos que trabajar, todavía estamos dando pasos”, finalizó.

También: Reciclaje, negocio en deterioro

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus