•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un furgón que trasladaba 205 kilos de cocaína con 86 gramos fue abandonado en la frontera de Peñas Blancas por un chinandegano que huyó del lugar,  tras conocer que el pesado vehículo sería remitido al puesto de inspección policial.

El comisionado mayor Róger Torres Potosme, jefe departamental de la Policía de Rivas, dijo a El Nuevo Diario que el furgón fue abandonado desde el pasado 4 de mayo, “día en que su conductor César Arias Ponce ingresó al complejo aduanero de Peñas Blancas procedente de Costa Rica.

“Cuando se le informó  que sería remitido al escáner, parqueó el furgón y  huyó sigilosamente del lugar”, relató el jefe policial.

El cabezal gris, placa M 140076 que halaba una rastra placa Ch-22612, permaneció inadvertido en el lugar hasta el día sábado, cuando las autoridades policiales se percataron que había sido abandonado por su conductor y al hacer una inspección  detectaron el cargamento de droga.

Más sobre: Narcotráfico

“La droga venía en 181 tacos rectangulares que venían ocultos en un doble forro en el fondo de la rastra y al hacer la prueba de campo dio positivo a cocaína con un peso de 205 kilos con 86 gramos”, explicó Torres Potosme.

  • 4 de mayo fue el día en que ingresó el furgón por Peñas Blancas.

El furgón traía un cargamento de tubos PVC que serían entregados en Chinandega. En las investigaciones policiales se conoció que en Costa Rica el conductor hizo un cambio de rastra.

Los 205 kilos de cocaína están valorados en el mercado estadounidense en más de 6.5 millones de dólares, aseguró el alto jefe policial.

Asimismo detalló que, tras el hallazgo de la droga,  realizaron allanamientos en Chinandega para tratar de dar con el paradero de César Arias Ponce, pero al parecer este se refugió en Costa Rica.

  • 6.5 millones de dólares es el valor de la droga en EE.UU.

La droga fue incinerada la tarde de este lunes en el vertedero de Rivas, junto a los 60.5 kilos de cocaína que efectivos del Cuarto Comando Militar incautaron la noche del sábado en un tramo de la  calle que une la comunidad  de las Salinas del municipio de Tola,  con el empalme El Amparo, localizado en el kilómetro 83.8 de la Carretera Panamericana sur. En este caso la droga era traslada en  una camioneta placas M 2400363,  conducida por el capitalino José Antonio Siezar Avendaño, de 49 años, quien viajaba en compañía del guatemalteco Elder Octulio Morán López, de 37.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus