Lésber Quintero
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aunque están ubicados a  solo  5 kilómetros de las líneas de trasmisión eléctrica, los pobladores de la comunidad Barbudos, en el municipio de San Juan del Sur, aún planchan  con carbón y se alumbran con candiles o lámparas de kerosene debido a que carecen del servicio de energía eléctrica.

“Aquí en pleno siglo XXI las noches siguen siendo oscuras y durante el día tenemos que soportar las altas temperaturas porque no podemos hacer uso de abanicos, que también son necesarios para ahuyentar los zancudos”, relató Azucena Espinoza, de 49 años, una pobladora de Barbudos.

Para comprar hielo, pollo, carne u otros productos refrigerados los pobladores aseguran que recorren cinco kilómetros hasta las pulperías de la comunidad de El Capulín,  ubicada entre  el kilómetro 126 y 127  de la carretera que une el empalme de La Virgen con la ciudad de San Juan del Sur.    

De acuerdo con los pobladores, en varias ocasiones  han planteado a las autoridades municipales la necesidad de impulsar un proyecto de energía eléctrica en la comunidad y aunque sus peticiones han sido escuchadas, no han obtenido repuestas. 

Compró panel 

“El tema de la luz eléctrica es nuestra prioridad y se ha planteado en reuniones y nos dicen que el proyecto va, pero a mis 83 años creo que voy a morir sin ver la luz”, relató Domingo Hernández.

Hernández adquirió un panel solar que le costó US$900, el que le permite ver televisión y encender tres bujías. 

“Pero esta alternativa no viene a resolver el problema y sobre todo cuando está nublado porque el panel no carga lo suficiente. Para enterarme de las noticias acudo a mi radio de baterías, pero los jóvenes que son amantes de películas o carteleras boxísticas o juegos de béisbol que son trasmitidos por televisión, se van en moto hasta El Capulín”, precisó Hernández.

De acuerdo con el titular del Ministerio de Energía y Minas, Salvador Mansell, en 2015 el 85.3% del país contaba con cobertura eléctrica. Eso se traducía en 355.000 viviendas con acceso a la energía eléctrica. 

Según el Informe de Gestión 2015 y Planes de 2016 de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), para este año la cobertura de energía eléctrica en el país aumentaría un 4.7%, sobre todo en áreas rurales. 

En la casa de Flor Pérez Jiménez, de 70 años, tampoco han accionado un interruptor para prender un bombillo eléctrico y según sus palabras han vivido toda la vida alumbrándose con candil.

“La falta de electricidad ha afectado a las ama de casa porque el humo del candil  y de la cocinas de leña perjudican nuestra salud y en la noche ante una emergencia de nuestros hijos tenemos que andar ojo al cristo para evitar contacto con animales como alacranes”, enfatizó.

A la comunidad llegaron recientemente un grupo de altruistas estadounidenses, quienes al ver la problemática de los pobladores, les obsequiaron una especie de lámparas que funcionan con mini paneles solares y según los habitantes les han sido de mucha utilidad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus