•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, en inglés) anunció hoy la prórroga por otros 18 meses del Estatuto de Protección Temporal (TPS) a Honduras y Nicaragua, que supone la concesión de un permiso de trabajo.

El secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, anunció en un comunicado la extensión del beneficio migratorio a los nicaragüenses y hondureños desde el próximo 6 de julio, fecha en que expiraba la medida, hasta el 5 de enero de 2018.

Los actuales beneficiarios del TPS para Nicaragua y Honduras que quieran seguir acogiéndose a esta medida deberán volverse a registrarse a partir de hoy y en el plazo de 60 días establecido, informó el comunicado.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración hizo un llamamiento a los nicaragüenses beneficiados por este programa a efectuar sus registros y presentar los documentos necesarios lo antes posible, y advirtió de que habrá casos en los que los beneficiarios no reciban este nuevo documento hasta que el anterior expire.

El TPS permite a los beneficiarios la obtención de un permiso de trabajo temporal válido durante el tiempo que se mantenga la medida.

Esta ventaja migratoria, concedida a ambos países hace casi veinte años y que ha venido prorrogándose ininterrumpidamente, supone una protección contra la deportación para unos 57.000 hondureños y 2.550 nicaragüenses que viven en Estados Unidos.

El Gobierno de Estados Unidos otorgó el TPS a Honduras y a Nicaragua bajo el mandato del presidente demócrata Bill Clinton, después de que el huracán Mitch dejara miles de muertos, graves daños y cientos de miles de damnificados en esos países en 1998.

Desde entonces, EE.UU. ha renovado ese estatus en trece ocasiones, incluyendo esta última.

También más de 200.000 salvadoreños gozan de un TPS que le concedió a ese país el Gobierno del expresidente George W. Bush tras el devastador terremoto que sufrió en 2001, mientras que las autoridades guatemaltecas han pedido asimismo que se les extienda ese beneficio migratorio a sus ciudadanos.

Grupos proinmigrantes mantienen actualmente una campaña a favor de que el Gobierno del presidente Barack Obama extienda las ventajas del TPS o les otorgue el estatus de refugiado a los inmigrantes indocumentados que llegan en los últimos tiempos al país, principalmente de El Salvador, Guatemala y Honduras, huyendo de la violencia. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus