•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Vestido con una chaqueta azul que lo protegía del frío, pantalones oscuros y acompañado por tres abogados, llegó ayer Julio Rocha —expresidente de la Federación Nicaragüense de Futbol— a Estados Unidos procedente de Suiza. Ante un juez de Nueva York se declaró inocente por los cargos de corrupción en su contra en el caso Fifagate y obtuvo la libertad bajo fianza luego de pagar US$1.5 millones.

Rocha fue arrestado en Zúrich, Suiza, el pasado 27 de mayo de 2015 y fue extraditado ayer a Estados Unidos, donde fue presentado ante el magistrado Robert Levy en los tribunales federales de Brooklyn. 

Según la agencia AFP, William Sullivan, uno de los abogados de Rocha, indicó al juez que su cliente se declaraba “no culpable” de los cargos por asociación delictiva, lavado de dinero y fraude. 

Ante esta petición el magistrado Levy otorgó el arresto domiciliario a Rocha a cambio de la millonaria suma. El acusado deberá residir en el área de Nueva York o en Florida y estará bajo monitoreo electrónico permanente.

El último extraditado 

Rocha fue escoltado por dos policías estadounidenses en el vuelo de Zúrich a Nueva York y fue el último de los siete hombres —incluyendo dos vicepresidentes de la FIFA, que fueron arrestados en mayo y diciembre del año pasado— en ser extraditado a Estados Unidos. 

Seis fueron enviados a Estados Unidos y uno a Uruguay.

La Corte Suprema de Suiza rechazó el 9 de mayo la última apelación de Rocha en contra de la solicitud de extradición. El nicaragüense fue contratado por la FIFA en 2012 como funcionario de desarrollo con sede en Panamá. Según la acusación del Departamento de Justicia estadounidense, Rocha recibió un soborno de US$100,000 de parte una empresa de marketing deportivo a cambio de los derechos comerciales de partidos de las eliminatorias mundialistas.

Luego del escándalo Nicaragua lo acusó por los delitos de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito y solicitaba que lo enviaran de regreso al país. Rocha fue uno de los primeros funcionarios de la FIFA detenidos en Zúrich en una operación contra la corrupción en el futbol conocida como “Fifagate”, que provocó una profunda crisis en la organización, que se encontraba en vísperas de unas elecciones.

  • 80 millones de dólares de la FIFA fueron bloquedos por la Oficina Federal de Justicia. 

Joseph Blatter ganó esas elecciones en mitad de la tormenta mediática provocada por la detención de los funcionarios en Suiza; sin embargo, unos días más tarde este anunció su retiro y convocó a otras elecciones para elegir a su sucesor. El congreso se realizó en febrero de este año, donde resultó electo el suizo-italiano Gianni Infantino. 

En total, las causas abiertas en Estados Unidos por el escándalo de corrupción en la FIFA incluyen a 40 personas, la mayoría altos dirigentes del futbol del continente americano, y dos compañías de marketing deportivo.

Quince individuos se han declarado culpables, aceptando cooperar con la fiscalía a cambio de una posible reducción de la pena, y 25 son actualmente juzgados.

El escándalo ha supuesto un verdadero sismo en todo el futbol, ya que los tres últimos presidentes de la Conmebol,  así como tres hombres que dirigieron la Concacaf en los últimos años (Jack Warner, Jeffrey Webb, Alfredo Hawit), se vieron inmersos en el huracán judicial.

FIFA le cobra a Julio Rocha más de 300,000 dólares

Han solicitado a Rocha que devuelva 387,000 dólares en concepto de reintegro de salario y otros beneficios.

Trabajó en la cárcel
Mientras estuvo detenido en Suiza, Julio Rocha se dedicó a trabajar empacando anuncios publicitarios en sobres y cajas de cartón.

Transacciones
Ha sido señalado de estar involucrado en dos transacciones millonarias: una por 150,000 dólares y otra por 88,000 dólares.

Traffic USA
Ambos montos los habría obtenido mediante un soborno a la compañía Traffic USA.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus