Uriel Velásquez
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hace un año Daniel Antonio Rivera, de 16 años, debía inyectarse insulina hasta cinco veces por día debido a que padece diabetes tipo uno. Ahora solo se inyecta una vez por semana, gracias a que tiene una bomba de insulina.

Adquirió el aparato en la nueva Clínica Especializada en Diabetes del Hospital Metropolitano Vivian Pellas, que estrenó instalaciones este martes y es la única en el país que lo ofrece. 

Según el doctor Luis Alemán Romero, coordinador del centro, la bomba funciona como “un páncreas artificial” que suministra insulina al paciente de forma permanente. 

Una bomba de insulina se puede usar para toda la vida y cuesta entre US$5,500 y US$8,000. El costo anual de mantenimiento y suministro de insulina ronda los US$2,000.

“La bomba de insulina me ha cambiado la vida. Ahora incluso como dulces como cualquier joven. He participado en la banda rítmica del colegio y no me desmayo a cada rato como antes”, asegura Daniel Antonio Rivera, originario de San Juan del Sur, Rivas, y quien obtuvo el aparato gracias a que se lo donó un italiano. 

Estos dispositivos tienen un censor que detecta los niveles de azúcar del paciente. “Cuando tengo el azúcar alto o bajo la máquina me avisa con una alarma. Ella misma se encarga de regularme los niveles de azúcar para mantenerme estable”, cuenta Rivera.

De acuerdo con el Anuario Estadístico del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS),  en 2015 la diabetes fue la primera causa de muerte en las clínicas médicas provisionales adscritas al INSS.

La nueva Clínica Especializada en Diabetes está ubicada en el quinto piso de la nueva torre del Hospital Metropolitano Vivian Pellas. Posee siete consultorios y está integrada por 15 médicos especialistas entre endocrinólogos, diabetólogos, nutricionistas, psicólogos, ortopedistas y cardiólogos.

“Hemos crecido en cantidad de médicos y equipos para cubrir todo el espectro de diabetes. Contamos con equipos de última tecnología para garantizar un servicio de calidad y eficiente a nuestros pacientes. Garantizamos una atención integral”, asegura el doctor Luis Alemán Romero, coordinador de la clínica.

Costoso aparato

La clínica cuenta con un aparato llamado sudoscan, valorado en más de US$33,000, y es capaz de detectar la enfermedad a través del sudor de las manos y de los pies. Esta máquina puede detectar neuropatía y el daño de los nervios en la persona.

Es un dispositivo innovador para la detección temprana de las complicaciones de la diabetes. El costo de un examen en el sudoscan es de US$40. 

Según la Organización Mundial de la Salud, cada seis segundos muere una persona a causa de la diabetes en el mundo. Se estima que en 2030 un millón de nicaragüenses padecerán la enfermedad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus