•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Cuando decidí regresar a Nicaragua me empecé a plantear varias opciones de negocios, porque este es un país que necesita gente que traiga ideas nuevas para impulsar la economía”, dice el ingeniero Carlos Duque Estrada Ortiz, un nicaragüense que vivió más de tres década fuera de su país.

Duque Estrada y sus socios, también nicaragüenses, ya tienen una industria que elabora el edulcorante natural de stevia.

¿Cuándo se fue de Nicaragua?

Tenía 14 años cuando mis padres nos mandaron a Costa Rica, a mis hermanos y a mí. Me gradué de secundaria en un colegio cristiano y luego me fui a estudiar a Atlanta, Estados Unidos. La primera carrera que estudié fue física-matemática, en ese momento no estaba claro qué quería estudiar. Regresé a Costa Rica y me metí a estudiar ingeniería industrial. Al graduarme trabajé por tres años en la industria textilera. Luego me salió la oportunidad de estudiar una maestría en Estados Unidos. En ese tiempo me casé con una costarricense y a ella le ofrecieron un puesto en el servicio consular y yo conseguí una beca para ir a estudiar a Duke University, en Carolina del Norte. Saqué mi maestría y regrese a Centroamérica, en Costa Rica, donde empecé a trabajar con Chiquita Brands International. Por 36 años trabajé en esa transnacional, fue una excelente experiencia.

¿Qué puestos ocupó?

Varios puestos, pero fueron dos áreas las realmente importantes; como seis años trabajé como gerente de calidad en Costa Rica, Honduras y Nicaragua, y también trabajé para esa transnacional como gerente de operaciones. Fui gerente de logística para Chiquita en Guatemala y Panamá. Una cosa que aprendí muy bien es que uno tiene que diseñar los procesos para obtener los resultados que uno quiere. En esa empresa, durante mi gerencia, logramos ahorrar 1.7 millones de dólares de costos de operaciones portuarias y terminal de contenedores. Me tocó negociar con el sindicato y reducir la fuerza laboral de la terminal en un 24%, además de mejorar la productividad y la consistencia de los procesos de terminal y cadena de frío de 72% a 91%.

¿También trabajó para Walmart?

Walmart tiene algo muy especial. La gente de Walmart es muy consciente de la Responsabilidad Social Empresarial, RSE, que una empresa debe de tener; respetar las reglas y ser cien por ciento transparente. En Walmart, tratar de engañar a un cliente es pecado capital. La honestidad es una de las cosas en las que ellos viven haciendo énfasis.

¿Después de 35 años fuera, decide regresar a poner un negocio?

Así es, siempre la tierra natal lo llama a uno. Toda mi familia ya regresó a Nicaragua. Podría ser ese romanticismo que tiene uno de su lugar de origen y yo siempre quise hacer algo por Nicaragua, ver qué le podemos entregar a este país: oportunidades de empleo, desarrollo de nuevos productos y educación.

¿Cómo se proyecta a 10 años?

Me gustaría tener una empresa que alcanzara un volumen significante del edulcorante en Nicaragua, y tener una gran variedad de productos. Armar una empresa industrial que procese alimentos lo más cerca de ser naturales y ser reconocidos en el istmo centroamericano, además de Nicaragua.

¿Cree que hay oportunidades en Nicaragua?

Hay empresas grandes como Walmart, Delmonte, Chiquita y otras que están poniendo sus ojos en Nicaragua porque somos una fuente de productos de calidad.

¿También producirá plátanos?

Cuando trabajé con Chiquita me tuvieron dos años en Nicaragua como gerente de operaciones. En ese momento traté de convencerlos de que Nicaragua era el país para crecer. Entonces, la fruta de Nicaragua era la que tenía los mejores rankings de calidad en Estados Unidos y era la fruta más barata. Insistí en traerlos a producir y creo que eso rindió sus frutos porque están invirtiendo en Chinandega con el empresario Piero Coen y Mario Mena, quien se vino de Guatemala a abrir operaciones acá. Me di cuenta que había una gran oportunidad en plátanos porque Nicaragua tiene tierras muy buenas para ese cultivo. Ya tenemos un contrato con la transnacional Delmonte y todo lo que se produzca, con las especificaciones que ellos piden, será de ellos. Son 100 manzanas y es una inversión bastante grande.

¿Quién es?

Carlos Duque Estrada Ortiz

Se especializó en administración de negocios en la Universidad de Duke, Carolina del Norte, y en la Universidad de New Orleans, después de graduarse como ingeniero industrial en la Universidad Autónoma de Centro América, Costa Rica, y en Física y Matemáticas en la Universidad de Oglethorpe, en Atlanta, Georgia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus