•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El párroco de la iglesía del municipio de Buenos Aires, Néstor Muñoz Morgan, de 33 años y el motociclista rivense Harry Adolfo Guido de 27, fallecieron trágicamente la noche del jueves, producto de una triple colisión en el kilometro 113.5 de la carretera Panamericana Sur,  que une la ciudad de Rivas, con el puesto fronterizo de Peñas Blancas.

En el accidente que ocurrió a las 11:45pm,  se vieron involucrados la motocicleta, placa RI 8459,  conducida por Guido, la camioneta Toyota doble cabina placas RI 7953, maniobrada por el cura y el cabezal  placa 243622, conducido por Fabricio Guillermo Flores de  49 años.

De acuerdo con el informe oficial que brindó la Policía de Rivas, el cura se movilizaba de norte a sur en compañía de la joven Jenny Carolina Talavera de 29 y detrás de ellos venía el motorizado; en sentido  contrario  circulaba el cabezal que halaba una rastra de la empresa Empremar.

El accidente ocurrió cuando el motorizado trató de aventajar la camioneta sin percatarse que  en el carril contrario venía el pesado vehículo, por lo que en segundos se estrelló contra la parte inferior del cabezal y fue arrastrado con todo y moto.

Tras el impacto con el motorizado,  el conductor del cabezal, perdió el control  y se estrelló  estrepitosamente contra la camioneta, la cual quedó destruida entre un árbol de guácimo y la rastra. Tanto el motorizado como el párroco perecieron de manera instantánea,  mientras que Talavera, fue trasladada por la Cruz Roja al hospital de Rivas, con lesiones y posibles fracturas.

El sacerdote era originario de Moyogalpa, en la Isla de Ometepe, y tenía nueve meses de estar a cargo de la iglesia del municipio de Buenos Aires. Los restos del cura serán sepultados este sábado en su municipio natal.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus