Ernesto García
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Más de siete horas se tomó el economista Hugo Paguaga para sugerir ante el juez Octavio Rothschuh que las 17 personas que lo acusan de estafa agravada, crimen organizado y ofrecimiento fraudulento de crédito junto con Álvaro Montealegre  Roberto Bendaña juzgado en ausencia) son corresponsable de su suerte.

Entre las víctimas que según el acusado conocían los riesgos de la inversión, están las tres monjas de la compañía de Santa Teresa de Jesús de los riesgos que significaba  invertir su dinero en la compra de certificados de depósitos.

“Hay una burbuja, tomen su plata y póngale un lugar seguro”, afirmó Paguaga haberle comunicado a las monjas del Colegio  Teresiano, entre las que está un familiar de él.

Pero  las religiosas insistieron  en comprar certificados de depósitos a la compañía  International Investments Financial Servicies Inc” por la atractiva tasa de intereses que le ofrecían, según el acusado.

Las monjas invirtieron US$585,358 en la compra de dos certificados, mismos que fueron devueltos por los acusados.

Ellas son las únicas que han podido recuperar el dinero que habían depositado en la compañía de Álvaro Montealegre.

Además, relató Paguaga, quienes los acusan, lo contactaron a él en diferentes eventos sociales y después de preguntarle dónde estaba trabajando, uno o dos meses después, lo buscaron en su oficina para comprar los referidos certificados de inversión.

Sin embargo, las víctimas al declarar en el juicio fueron coincidentes en afirmar  que Paguaga los buscó  para invitarlos  a comprar certificados de inversión en la compañía International Investments Financial Servicies Inc”.

Hunde a Montealegre

Hugo Paguaga dijo que quien decidía qué hacer con el dinero  de quienes compraban los certificados de inversión, era Álvaro Montealegre, por ser éste el presidente de International Investments Financial Servicies Inc”.

Paguaga también afirmó que él informaba a los compradores de los certificados de inversión que el dinero que ellos invertían servían para financiar las empresa de Montealegre entre las que  están Café Don Paco y el call Center Almori.

El acusado aseguró que todo los que ahora los acusan sabían que la compañía International Investments Financial Servicies Inc”, estaba domicilidad en Panamá y no en Nicaragua.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus